lunes, 29 de diciembre de 2008

Insomnio


Amanecí cuando el sol se escondía, en una cama de sueños suicidados.
Desperté cuando todos dormían, y encontré mi esencia en agonía.
Ni siquiera mi sombra se había quedado a hacerme compañía.
Atónita descubrí las manchas de sangre dibujadas en la pared.
Alguien silenciosamente debió haber cometido un crimen saciando su sed.
Una sensación de vacío en el pecho me desveló de repente.
Intenté levantarme y caminar unos pasos lentamente.
Pero mi cuerpo estaba demasiado débil, se desplomó por completo.
Lo último que mis ciegos ojos vieron, fue un corazón destrozado.
Yaciendo en una tumba de alfileres, totalmente desplomado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Speak to me...