miércoles, 31 de diciembre de 2008

La escritura y yo I




La escritura y yo I

Finales 2005 – Principios 2006


¿Cómo empezó todo? Cuando me pongo a pensar en la fecha exacta en que comencé a interesarme por la escritura, debo redirigirme al año 2006. Más exactamente a finales del 2005 y principios del 2006. ¿En dónde empezó todo? En un fotolog clandestino denominado /fantaziaa, el cual al ser descubierto, eliminé inmediatamente. Allí escribía frases cortas, inspiradas en películas, en situaciones de mi vida, en canciones.

No puedo negar que la escritura llegó a mi vida debido a las tristezas. Mis frases comenzaron siendo tristes y nostálgicas. Tenia 16 años y transitaba una época de mi vida en la cual constantemente sentía deseos de volver el tiempo atrás, más específicamente a la infancia. Las frases iban acompañadas de fotos un tanto extrañas, en las cuales la mayoría de las veces me encontraba mirando para abajo. Ahora que me pongo a pensar y después de tres años reviso esas fotografías…realmente parecía una especie de “emo”… ¡Que desagradable! La cuestión es que en aquel entonces me sentía mal, pero por suerte aún no existían los emos ni nada por el estilo. Era solo una adolescente comenzando a abrir los ojos sobre ciertas cuestiones, era solo una adolescente que comenzó a notar que en el mundo no era todo color de rosas como lo había sido hasta el momento.



“El blanco y el negro son tan inexpresivos. Pero a la vez lo dicen todo. ¿Tristeza? quizás.”


“Nuestro cuerpo es tan solo una capa táctil, una capa que muestra tan solo una figura exterior, y no permite percibir lo esencial. No permite divisar nuestros sentimientos, no permite divisar lo que en verdad somos. Nuestra verdad se encuentra en nuestro interior, en lo profundo de nuestros seres, y se expresa en nuestras acciones, en nuestros pensamientos, en la forma en que actuamos, y en el amor que brindamos. Lamentablemente pocos seres logran ver bien con el corazón.”


“¿Qué nos aguardará en el más allá? El cielo, el infierno… nadie lo puede asegurar. Miles de religiones no hacen más que confundirme. Nadie es dueño de la verdad.”

(¡Guau! Primeras raíces de mi presente y fuerte agnosticismo).


“Rainbow. A veces sueño con llegar al final de un arco iris. O quizás volar atravesándolo. Pero mis alas son débiles, están lastimadas, y mis sueños frustrados.”

(Recuerdo que en estas épocas estaba demasiado interesada en construir un mundo imaginario, leía sobre hadas, duendes y seres ficticios…y jugaba a cambiarle el fondo a mis fotografías con imágenes fantasiosas).


“Caminamos por esas calles desoladas casi corriendo para evitar incidentes, el sol se asoma, pero el cemento gana ventaja tapándolo, uno por ciento naturaleza, gente desorbitada, drogas, alcohol, sexo. Miradas pérdidas, que no dicen nada. Adolescentes alcoholizados caminando sin rumbo. Arrojándonos ladrillos! Inconscientes. Algunos se tiran en la vereda esperando nada. Otros optan por dormir en una plaza. Enloquecidos con sus celulares, o con sus cigarrillos asesinos. Prostitutas, homosexuales, los taxis están de paro. Niños pidiendo monedas, comida, o una simple ilusión. Inseguridad por donde mires. La policía que en vez de ayudarte empeora la situación. Te pueden robar, violar, secuestrar, matar, pero nadie te va a ayudar.”

(¡Cómo olvidar esa madrugada en Rosario! Yo desconocía totalmente la madrugada en una ciudad…y estábamos por partir con mi ex hacia Buenos Aires para ir al Parque de la Costa. Fue un tremendo caos, los taxis estaban de paro y hacía un calor insoportable. En la calle nos cruzamos de todo, incluso con unos inadaptados sociales que nos tiraron ladrillos desde lejos. Realmente fue desagradable).


“El mar se tiñe de rojo, mientras pequeñas criaturas caen sin vida sobre él, agonizando, derrotadas por otras de su misma raza, autodestrucción, guerra.”

(También era una época en la cual estaba interesadísima por las películas bélicas, especialmente sobre la 2da Guerra Mundial. Me había comprado un libro de 700 páginas sobre el Holocausto. Qué lastima que solo leí la mitad…la cuestión era que al leerlo realizaba un análisis exhaustivo de los sucesos que desconocía, de las palabras que no comprendía, y de cualquier hecho que me indujera a buscar más información…)


“Sálvame, antes que llegué a mí la tormenta, antes que caigan gotas sobre mis mejillas, antes que el dolor me penetre todo el cuerpo, antes que mi corazón descanse en un profundo silencio.”


“Ellos creyeron que iba a ser tan solo un baño. Y muy ingenuos se dirigieron hacia las cámaras de gas...”


“Juguemos con el destino...quizás podamos engañarlo.”


“Todo el cielo se cubrió de negro, y los rostros judíos aterrorizados. Pronto llegaron los hombres de camisas pardas, manipulados por su antisemitismo. Y con sus ridículas leyes de arianisación, asesinaron sin piedad, a cualquier estrella de David que se les cruzara…”


“Bajaras tu mirada y te rendirás, pero te iras sabiendo que tu tienes razón...”

(Tremenda época de aislamiento social. En esa época la mayoría de personas que me habían acompañado a lo largo de mi vida me parecían falsas.)


“Ella cayó una y mil veces…a veces no tiene fuerzas para levantarse. Y descansa en su melancolía.”


“Después de recorrer un largo trecho volví al mismo lugar. Al mismo de siempre. Estoy en un laberinto sin salida, buscando respuestas para mis preguntas.”


“Jugar con estilos. Expresarme con ellos. Puedo pasar del rosa al negro en un segundo. ¿Y qué? Es tan solo cuestión de ánimos.”

(¡Otra de mis locuras! La vestimenta… un día podía aparecer vestida de rosa y blanco impecablemente…al día siguiente aparecía con remeras de bandas de punk rock nacional, cintos y pulseras con tachas, los ojos delineadísimos, mochilas con pins…era solo cuestión de ánimos).


“Y comenzarás de nuevo, buscando aquel camino que te pertenezca. Quizás algún hada venga a ayudarte, y te lleve a la mágica ciudad de la inocencia…”


“Ahora mírame a los ojos y dime ¿¿Eres tu realmente?? Es que no logro admitirlo. Se desvanecen los recuerdos del ayer. ¿En que te haz convertido? Por favor, no emitas mas palabras! Perdóname, ya no te reconozco. No te culpes por mis lágrimas.”

(Comencé a notar que las personas que me rodeaban estaban cambiando. Y ya no me gustaba como se comportaban. Pero quizás en aquel momento la que más estaba sumida en un profundo cambio era yo…)


“Ella corrió hasta su cama luego de apagar la luz. Ellos no pudieron alcanzarla. Ella logró vencerlos tapándose completamente. Pero ellos hicieron ruidos para anunciar que nunca se irían…”

(¿Espíritus?)


“La niña pensó que solo era un juego, el señor le ordenó no gritar. Ella tan solo quería que le quiten la venda de sus ojos. Y después de la entrega, al quitársela. La última mirada fue de color rojo.”

(Creo que la escribí tras ver una película de un secuestro…)


“Disfrutare el sabor de la venganza, seré sádica y egoísta contigo. El día que agonices pidiéndome auxilio, te daré la espalda y te abandonaré sufriendo.”

(¡Que crueldad! No puedo evitar reírme tras leer eso y recordar por qué escribí esa frase. Y pensar que entre mis delirios tenía planificado asesinar a mi preceptora…)


“Tristeza… ¿Por que me perseguís tanto? Aléjate, me haces daño. Siento un vacío inexplicable. Indescriptible. Y las lágrimas no se detienen. No me dejan dormir. En esta noche sin luna. Sin sueños ni ilusiones. Donde no queda nada.”


“Esta noche quizás me acompañen pesadillas en mis sueños, esta noche lloraré hasta dormirme. Al despertar, mis mejillas estarán resecas, por las lágrimas que se secaron al dormir. Al despertar no sentiré nada, más que recuerdos que una vez me hicieron feliz. Al despertar, me daré cuenta que no soy la misma, que todos cambiamos, y eso me lastima. Al despertar me daré cuenta que no soy feliz, solamente finjo estarlo. Al despertar, querré volverme a dormir y no despertarme más.”


“Ella estaba pidiendo a gritos que alguien venga a ayudarla, pero nadie la oía. A nadie parecía importarle. Ella moría de dolor, pero nadie se daba cuenta, nadie la comprendía. Y ella se alejaba…lastimando su alma, desangrándose en pena. Pasó mucho tiempo, ya era demasiado tarde, su corazón quebrantado no resistió tanta angustia y llanto. Y tomo una última decisión: dejarla en vida exteriormente y muerta por dentro. Las verdaderas sonrisas jamás volvieron a su rostro.”

(Uff, que deprimente. Por suerte las verdaderas sonrisas si volvieron a mi rostro)


“Ni siquiera el énfasis de tus elocuentes palabras servirá para persuadirme. No lograrás encubrir tu hipocresía.”


“Emprendamos éxodos hacia otra galaxia. Este planeta me esta exacerbando.”

(La debo haber escrito escuchando El Otro Yo, seguramente Microcosmos)


“Imagino cosas que no existen, oigo ruidos en el silencio, veo luces en la oscuridad, presiento objetos moviéndose, veo sombras macabras, mi habitación no es la misma, me hunde en una mala jugada, como todas mis noches… el miedo vino a buscarme, y no se irá hasta verme dormir.”


“Me veras desaparecer en la infinita noche, robándole el brillo a las estrellas, dejando las nubes ocultar la magia de la luna, dejando el cielo en penumbras. Me iré lejos a la nada, y me perderé junto a la oscuridad.”


“Somos un simple invento fallido de vaya a saber quién. Estamos construidos para autodestruirnos y para destruir lo que nos rodea, el día que tomemos conciencia, el día que no tengamos lugar donde ir para respirar, va a ser demasiado tarde para nuestra raza, moriremos gracias a nosotros mismos y a nuestras acciones. Agonizaremos cubiertos de nuestra propia basura.”


“Hoy hecho de menos el brillo del verano, hoy desapareció mi último jazmín, hoy las nubes le ganaron al sol, hoy no logro ver las flores, hoy el cielo está apagado, hoy es un triste día gris.”


“Será porque odio las indirectas, que me pueden hundir en ellas, y aún así no alterar mis pensamientos.”

(Coincido aún en el día de hoy con esta frase. Si hay algo que realmente detesto y me ponen realmente de muy mal humor…son las indirectas.)


“Sueño que vuelvo atrás, y vuelvo a ser una niña. Dulce Infancia. ¿Esta es una etapa de la adolescencia en la que uno quiere volver a ser niño? ¿O solo a mí me pasa? ¿Solo a mí me pasa? ¿Solo a mí me pasa? Soy un bicho raro. Los niños son tan inocentes, son personitas únicas y tienen un encanto interior inexplicable. Todo se va cuando crecen. Quiero ser chiquitita, quiero ser chiquitita. Jugar con Barbies, salir con la familia, ir a tomar la leche, coleccionar peluches, escribir cartitas de amistad, ir a dormir temprano, ser inocente, ir al jardín de infantes, usar vestiditos, jugar con amigos invisibles, hacer tortitas de barro, cocinar con mamá, jugar a la maestra, no saber de cosas malas, jugar a las escondidas e infinitas cosas más. Hermosas pero que no volverán…Un día dijo una poeta: la inocencia está en los ojos, pero hay que saber mirar.”


“Y ese maldito ropero, no paró de abrir sus puertas y de hacer ruidos en toda la noche. Dicen que los fantasmas no existen…pero… ¿de donde surgen los espectros que crea mi imaginación?”


“A veces no logro escribir ni un verso.”


“Silenciosamente, cautelosamente, factibilizaré lo imposible.”


“Un sonido que quiebre el silencio, una palabra de más, y estás muerto. De todos modos lo estarás igual.”


“Sostén tu corazón bien fuerte, trata de que no te lo rompan, ten cuidado que te lo pueden robar.”


“Silencio! Todo lo que digas será utilizado en tu contra.”


“Pensando. Soñando más que pensando. Imaginando. Ocultas sensaciones.”

(Siempre fui, soy y seré una soñadora…)


"Otra vez esa mezcla de extraños sentimientos vuelven a mí. Otra vez esa angustia me recorre todo el cuerpo. En verdad no se bien que es lo que me pasa. En verdad no se si soy yo o los demás…¿qué es lo que me pasa?. Mi vida transcurre rutinariamente aburrida y sin sentido. Encerrada, algo ahogada. Recuerdos del pasado vuelven a mí. Lamentablemente, al volver los buenos…también vuelven los malos. Esta mezcla de sensaciones me confunde. Vivo de recuerdos del pasado, no disfruto el presente, y no encuentro mi futuro. A menudo lágrimas recorren mis mejillas. A veces no sé por qué, otras veces encuentro las razones en cosas sin sentido. A veces es mejor mantenerme en silencio y guardarme todo."


(Estas palabras me dejaron totalmente asombrada. Realmente no recordaba haber escrito esto. Y pensar que empecé a hacer este posteo con el fin de reordenar mis frases y viejos textos.... terminé descubriendo las raíces de mis problemas con el pasado, el presente y el futuro en épocas aún más lejanas de las que yo creí.)


Que interesante releer todas estas frases y recordar cada uno de los sentimientos que sentí en aquel entonces. Recordar la música que escuchaba, las personas que me acompañaban, las cosas que hacía…

Un tiempo atrás a estas frases, había conocido a mi primer amor. Había aprendido lo que era amar y ser amada.

Además, fuera de tantas tristezas, había comenzado a experimentar esos cambios internos que comenzaron a hacerse cada vez más fuertes en los siguientes años. Había comenzado a interesarme más en la lectura, y había comenzado a mirar con otros ojos el mundo que me rodea, quizás con un poco más de madurez…pero también de desconfianza, de mucha desconfianza.

Había aprendido lo que era amar, y también lo que era sufrir. El crecimiento implica sufrimiento. Por suerte con el tiempo aprendí también a ser feliz…





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Speak to me...