sábado, 31 de enero de 2009

Twin Soul

01-02-08

03:01 a.m


Había estado todo el día esperando ese mensaje y llegadas las tres pensé que quizás nunca llegaría…pero en el fondo sabía que sí, que tarde o temprano llegaría…y que debería estar esperándolo de la mejor manera posible: escuchando Sigur Ros en mi habitación.

El celular vibró, lo abrí sin pensar que…nuevamente me vería envuelta en esa sensación que me resulta insostenible cada vez que leo alguna de sus palabras. Nuevamente la felicidad recorriéndome cada partícula de mi cuerpo, nuevamente una intensa emoción dejando al descubierto interior y exteriormente todos mis sentimientos…

Nuevamente esta enorme sonrisa pintada en mi rostro…aguardando por el segundo mensaje, aguardando por la segunda dosis de felicidad para mi alma.

No puedo explicar con palabras cuánto lo extrañé, ya no encuentro palabra alguna para demostrarle cuánto lo quiero.



Sigur Ros, ( ), 04 [Untitled Track].

Posdata: Te Amo


Cecelia Ahern

Posdata: Te Amo


“He terminado de leer el bellísimo libro que me obsequió esa persona que tanto amo, y te he visto en cada rincón del mismo. ¿Sabéis que te hecho de menos?”

Julia


Ese fue el mensaje que recibí de mi muñequita en el mismísimo instante en qué ella terminó de leer las páginas del libro que me mantuvo ocupada durante una noche entera…

El hecho de que ella -conociéndome de la manera en que me conoce- me haya visto en cada rincón del libro…era razón suficiente para comenzar inmediatamente la lectura pendiente desde la primera vez que alguien me había hablado del mismo.


Viernes a la noche. Me encontraba acostada en mi cama escuchando Ólafur Arnalds. Podría haber optado por quebrantar mi rutina de encierro y moverme de mi habitación aunque sea por un fin de semana…pero no hubo motivo alguno que me indujera a querer hacerlo.

De repente me dije a mí misma: éste es el momento. Y me dirigí a la computadora para descargarme el libro y luego pasarlo a la notebook para utilizarla una vez más como a un libro de papel y cartón…deslizándola por cada rincón de mi cama y mi cuerpo…derramando migas y alguna que otra ceniza sobre su teclado…pero en fin, disfrutando de la magia que me proporciona escabullirme dentro de las palabras de una hermosa novela.


Una vez más…yo ya me encontraba muy lejos de la realidad como para poder hacer otra cosa más que leer y leer continuadamente tomándome breves recreos hasta por fin acabar con mi lectura.

Y así fue…una vez más en menos horas de las que tiene un día yo ya me encontraba leyendo las últimas palabras…y tal como lo había predecido mi hermosa muñeca…yo realmente me encontraba en cada una de esas páginas, los sentimientos que yo había experimentado durante la mitad del año estaban perfectamente detallados a lo largo de toda la historia.


Lloré y reí a lo largo de todas las páginas del libro, y me identifiqué con una enorme cantidad de párrafos, con una enorme cantidad de los sentimientos y emociones que el libro describía.

Si bien no pretendo exagerar mi situación durante todos estos últimos meses…y se con total firmeza que no es lo mismo haber perdido un amor porque éste ya no nos corresponde que el hecho de haberlo perdido porque este se ha ido de este mundo para siempre… yo pude sentirme en la piel de la personaje principal en incontables oportunidades…yo pude comprender gran parte de su dolor, yo pude comprender gran parte del sufrimiento que la atormentaba día tras día en su vida convertida en muerte.


Y definitivamente creo que no habría existido mejor momento de mi vida para leer este libro que en el presente. Porque es precisamente ahora cuando yo al fin estoy superando mi dolor, cuando al fin yo estoy comenzando a pensar por mí misma y no a través de los ojos de aquel amor que perdí.

Luego de medio año de llanto, de encierro, de dolor y sufrimiento…yo por fin estoy logrando volver a encontrarme con mi vida, por fin estoy logrando volver a construir nuevos recuerdos donde antes estaban presentes todos los recuerdos que compartí con aquel amor, por fin estoy logrando entrar en la etapa que nunca creí que llegaría: la etapa de volver a pensar en que se puede amar de nuevo después de tanto dolor, la etapa en la cual las heridas de mi corazón parecen ir cicatrizando para que en algún futuro…tarde o temprano…alguien vuelva a entrar en él y me haga sentir el amor verdadero una vez más.


De alguna manera haber leído este libro marcó un antes y un después, marcó quizás el final definitivo de toda aquella etapa en la cual me vi sumergida durante todos estos meses.

Porque yo ya estoy dispuesta a construir nuevos recuerdos, porque yo ya asumí que ciertas historias deben tener un punto final, porque yo ya aprendí que esa historia por la cual tanto lloré durante este tiempo me ha dejado infinitas lecciones, infinitos aprendizajes para mi futuro. Porque yo ya aprendí todo lo que tenía para aprender de aquel amor…y de aquel dolor.

Y sea lo que sea lo que me aguarde de ahora en más…se que abriré mi corazón y lo seguiré allí donde éste me lleve…


PD: Gracias Ju, TE AMO.



Aclaraciones:

- El libro dio inspiración a una adaptación cinematográfica de la mano de Richard LaGravenese. Yo vi la película antes de leer el libro…pero por suerte hace ya unos cuantos meses. Recuerdo haberla visto en un cine de Rosario junto con mi hermanita…y las dos salimos de la sala aún con los ojos llenos de lágrimas. Pero aquellos que esperan una adaptación transparente seguramente serán decepcionados, ya que la historia no es exactamente igual que la del libro, yo recomiendo disfrutar a las obras por separado para no quitarle la grandeza a ninguna.

- En lo personal, la novela me sirvió muchísimo para terminar de cerrar una historia, para decirle finalmente adiós al dolor por un amor que ya no me fue correspondido, pero no pretendo con esto afirmar que el libro puede servirle a alguien que haya experimentado la muerte de la persona que ama, porque por supuesto soy consciente de que nada tiene que ver con lo que yo experimenté …para una persona que aún se encuentre en una etapa de duelo quizás el libro terminará siendo bastante idealista en cuánto a la historia que se va tejiendo gracias a “la lista”. Y en ausencia de esta famosa lista que acompañó a la personaje durante casi un año, y que de hecho la ayudó muchísimo a salir adelante… solo quedará la pena y el vacío que proporciona la muerte.



viernes, 30 de enero de 2009

I love her






La pelirroja más hermosa.
10 de Enero del 2008.
Rosario.

Untlited

Interpol
Untlited

Surprise, sometimes,
will come around
Surprise, sometimes,
will come around
I will surprise you sometime.
I'll come around
Oh, I will surprise you sometime.
I'll come around
when you're down

Ólafur Arnalds




Ólafur Arnalds


Así soy: una vez que encuentro un músico o una banda de mi agrado no paro hasta no tener absolutamente toda su discografía, hasta no informarme lo suficientemente al respecto, hasta no escucharlo en su plenitud…

Por supuesto, siempre hay música que nos agradará más que otra, y este aspecto de mi personalidad se amplifica mucho más cuando encuentro música que realmente me emocione.

Y así fue como hace unas horas, una llamada por teléfono me hizo conocer el nombre de este violinista islandés…. ¡y pensar que lo primero que conocí de sus composiciones fue gracias a Heaven Shall Burn!

Posteriormente a ese llamado por teléfono que culminó a las seis de la madrugada…mi alma inquieta no podía contentarse tan solo con el nombre… ¿cómo hubiera podido irme a dormir sin escuchar nada de su música?

Luego de terminar de escribir la relación entre el compositor y la banda alemana Heaven Shall Burn… la intriga me ganó por completo y comencé a buscar información de Arnalds en Internet…

Todo lo que leía me convencía más de que no podía seguir esperando: tenía que bajarme inmediatamente uno de sus discos. Hardcore mezclado impecablemente con música clásica no se encuentra todos los días…

Y así fue como me descargué su primer disco: Eulogy for Evolution (2006)… y al describirlo en una palabra la primera que se me viene a la mente es: melancolía. Pero de esa melancolía que se te cuela en cada recoveco de la piel, de esa melancolía que viene acompañada de angustia y tristeza, quizás también de algo de desolación…pero que sin embargo no deja de ser maravillosamente hermosa.

Sin lugar a dudas…uno de los aspectos que más llaman la atención en su estilo tan particular…es el hecho de rozar extremos tan opuestos como el hardcore y la música clásica…

Creo que es exactamente eso lo que más me gusta de su música. Precisamente hace unos días estuvimos hablando con esta maravillosa persona que me hizo conocer este compositor… acerca de los diferentes estados anímicos que sentimos al escuchar diferentes bandas. Hicimos una diferenciación entre la armonía, la tranquilidad, la calma o la melancolía que sentimos al escuchar una banda como The Album Leaf… y el caos, la ansiedad y quizás también un poco de agresividad…que sentimos al escuchar una banda como God Is An Astronaut. Estuvimos de acuerdo también en el hecho de que cuando escuchamos Ours To Alibi podemos encontrar ambas sensaciones yuxtapuestas en una sola canción.

Y ese juego de contradicciones, de sentimientos opuestos, de sensaciones diferentes pero que pueden unirse a la perfección en una melodía haciéndonos sentir un vorágine de emociones en nuestro interior…es lo que Ólafur Arnalds expresa con su música.

Cuando en una entrevista se le preguntó a Ólafur cómo hacía para cambiar radicalmente su energía desde el punk extremo al indie clásico el dijo que Es una energía totalmente diferente la que va en cada tipo de música pero por eso lo encuentro interesante”, y es justamente esa energía la que puede hacernos sentir calma y euforia en una misma canción. Cuando se le preguntó sobre algún punto en común sobre los diferentes estilos el simplemente acotó: “Bueno, es música, ese es el punto en común. Es la expresión de diferentes tipos de sentimientos. Algunos sentimientos deben ser exteriorizados de una manera ruidosa y agresiva y otros de forma calma y melancólica.”

Y poder expresar ambos sentimientos en un mismo estilo…es lo que más admiro de éste nuevo agradable compositor que acabo de conocer. Su música habla por sí sola, los instrumentos clásicos como el piano, el violín, el cello… demuestran que no existiría voz alguna para opacarlos. Sus melodías poseen una intensa carga emocional… Eulogy for Evolution tiene un sentido más bien conceptual, íntegro. Es un disco que hay que escucharlo una y otra vez del principio al final.

Por cierto más me agradó cuando me enteré de que fue telonero de Sigur Ros, ¡y mi sonrisa incrementó su tamaño cuando leí que hizo un concierto con Yndi Halda! No me pude contener y ahora mismo me estoy descargando el EP Variations Of Static que se estrenó en el pasado 2008.

Ansiosa esperando que se descargue, miro el reloj y marca las once y media de la mañana, prueba concreta de que la música y los sentimientos que suscitan detrás de ella pueden hacerme pasar no solo una noche sin dormir, sino toda una mañana…y vaya a saber hasta cuando me durará esta gran emoción que ni siquiera le da lugar aún al sueño.

Comienza a sonar un piano y la primera canción del EP denominada Fok me demuestra que tengo que preparar mis oídos para escuchar otra hermosa obra de arte…y para descubrir que sentimientos producirán en mi interior cada una de sus canciones…ya que como dice Ólafur: “Cada persona recibe las canciones de diferentes maneras y lo que en una provoca una inmensa alegría en otras provoca una angustia desmesurada…”

Ólafur Arnalds ♥... y mi incógnita sobre Heaven Shall Burn


Las vueltas de la vida…


Las cosas por su nombre



En el invierno del 2007 más de una noche se la he obsequiado a mi dolor. Más de un fin de semana me quedé encerrada en mi habitación escuchando canciones que me hagan llorar. Más de una noche le pedí a más de una persona que me recomendara canciones tristes, canciones que me asfixien, canciones que me hagan llorar hasta dormirme, canciones que vayan totalmente acorde a mi estado anímico, canciones que me hagan sentir algo de compañía entre tanta soledad…

Y así fue, como una persona que luego pasó a formar parte de mi vida, me armó una lista con canciones ideales para mi situación.

Así fue como conocí a Heaven Shall Burn, una banda metal de Alemania. Mis conocimientos acerca del Death Metal y del Metalcore son vagamente escasos, pero las canciones melódicas con las cuáles conocí dicha banda…no parecían asociarse muy intrínsecamente a dichos géneros.

Yo conocí Heaven Shall Burn gracias a dos canciones de su disco Antigone: Risandi Von (Outro) y Deyjandi Von (Outro)… hermosas melodías que mezclan el piano y el violín de una manera impecable… y fue precisamente desde aquel entonces cuando comencé a amar el sonido del piano, amor que perdura hasta el día de hoy y que sé que perdurará por siempre. Tampoco puedo negar que el violín también me apasiona…pero…mis pasiones son otro tema.

En el 2008 conocí una de las canciones que más lágrimas me hizo derramar en mi vida: Nyfaedd Von, perteneciente al disco The Split Program II, el cual comparten con Caliban. Se podría decir que si en el invierno del 2007 lloré desconsoladamente con las dos anteriores, en el invierno del 2008 Nyfaedd Von no solo me de desgarró, sino que también me desangró…

No puedo explicar lo que siento al escuchar Nyfaedd Von, sus melodías son la tristeza materializada. El piano que se oye en los primeros segundos parece predecir la tormenta, parece estar conteniendo la angustia que se hace presente luego del primer minuto de la canción cuando el sonido se hace cada vez más intenso, cuando el sonido del piano se va fundiendo con el del violín provocando una sensación desgarradora. Y el violín comienza a sonar cada vez más fuerte…y de fondo se sigue oyendo la misma melodía de piano repitiéndose una y otra vez…una y otra vez… ambos sonidos parecen fundirse en un llanto agudo cuando la canción roza los dos minutos… y los segundos finales parecieran ser la muerte propiamente dicha…cuando la melodía se va apagando… y el violín se oye cada vez más lejos…hasta desparecer…dejando solo al piano…hasta que todo parece convertirse en un silencio sinónimo de muerte y desamparo….cuando ya no se oye más nada.

Esa secuencia se repitió infinitas veces en mi habitación, hubo noches en las cuales morí una y otra vez cada vez que finalizaba la canción. Esta canción aún hoy me recuerda a la tristeza, al invierno, a las noches de lluvia mezclada con lágrimas y rojo escarlata.

Pero en el presente ya no muero cada vez que la escucho, en el presente puedo disfrutarla…porque aquella angustia se ha marchado.

Y lo que también se ha marchado es el hilo de mi relato…así que voy a volver al punto. Al conocer melodías tan hermosas como tristes, mi lado masoquista insistía una y otra vez por querer conocer más sobre la supuesta banda que había compuesto dichos temas…

Y fue aquí cuando tuvo lugar el surgimiento de un conflicto: cuando comencé a descargarme más temas de la banda, todos, absolutamente todos los que escuchaba eran completamente diferentes a estos tres. No había ningún otro hermoso tema instrumental esperándome para que yo lo conociera. Tan solo había gritos, gritos incomprensibles para mí, gritos y canciones que nada tienen que ver con mis preferencias musicales, y no es que yo desprestigie la calidad de esa música, tan solo es que mis gustos son totalmente opuestos a lo que mis oídos escucharon cuando quise seguir conociendo más canciones sobre la enigmática banda.

Debido a la decepción que me llevó conocer más canciones, preferí dejar la incógnita inconclusa…y tan solo me limité a seguir deleitándome con esas pocas canciones tan diferentes al resto…

Yo nunca, pero nunca en la vida me hubiera imaginado que tanto tiempo después de haber conocido la banda, mi incógnita realmente poseyera una explicación razonable…pero la respuesta que alguna vez busqué sin encontrarla, esta noche me llegó de la voz de una de las personas más importantes de mi vida, de la persona que más me influenció musicalmente (¡y qué hermoso que así sea!), de una persona que quiero con toda mi alma…

Resultó ser que esas tres canciones que están perdidas entre tantos gritos de Antigone… no fueron compuestas por Heaven Shall Burn. En una de sus giras en Islandia, los integrantes conocieron a un joven violinista llamado Ólafur Arnalds, quien les compuso Risandi Von (Outro), Deyjandi Von (Outro) y Echoes (Intro).

Todo cerró a la perfección… ¡y pensar que yo intentaba buscar algo que me gustara entre tanto griterío! Estuve buscando durante un año en el lugar equivocado…Si yo hubiera sabido desde el principio que las canciones estaban escritas por Ólafur… todo hubiera cerrado mucho mejor. Pero qué hermoso que mi incógnita ya tenga su respuesta.

La última duda que me quedaba pendiente ya acaba de ser esclarecida, y se trataba de Niffaed Von…es tan similar a Echoes que no podía haber sido compuesta por Heaven Shall Burn…así que seguí informándome en Internet y mis sospechas fueron correctas: la canción que tantas lágrimas me hizo derramar también ha sido compuesta por Ólafur.

Las piezas del rompecabezas encajan de maravilla: Ólafur Arnalds es de Islandia, ¡tiene tan solo 21 años! Su estilo es denominado indie classical, porque mezcla violines, piano y cellos con música electrónica ¡y arreglos de percusión al estilo hardcore!

¿Cómo no iba a gustarme si encaja perfectamente con mis gustos musicales? ¡E incluso leí que salió de gira como soporte de Sigur Ros! Es obvio que un estilo tan particular e impecable va perfectamente de la mano con la música que tanto amo.

Ya tengo de donde agarrarme para seguir encontrando canciones tan lindas como las que mencioné. Mi búsqueda siempre iba a ser errada si seguía buscando canciones de Heaven Shall Burn…ahora comienza una nueva búsqueda y estoy segura de que encontraré melodías maravillosas con las cuales deleitarme gracias a Arnalds

Ahora si que mis preguntas tienen todas sus respuestas, ahora sí que entiendo como fue que me gustaron los temas de una banda como Heaven Shall Burn…desde ahora cada vez que los escuche podré borrar los gritos de mi memoria…porque tan solo pensaré en Ólafur Arnalds…y obviamente…en la hermosa persona que encontró las respuestas a mis preguntas.



jueves, 29 de enero de 2009

The cold winter reflected in the square






El frío invierno reflejado en la plaza.
19 de Junio del 2007.
Lindos lugares de Cañada De Gómez.

The Wall


The Wall
Alan Parker

“¿Alguna vez te preguntaste por qué tuvimos que correr en busca de refugio? Cuando la promesa de un valiente nuevo mundo se despliega bajo un cielo azul y limpio.” Desequilibrada, destruida emocionalmente. Las melodías siguen sonando en mi mente aunque la película haya acabado.
Enciendo un cigarrillo y mis pensamientos fluyen velozmente autodestruyéndome, no puedo detenerlos. El celular está apagado desde que comenzó el film y he decidido encerrarme una vez más en mi propio mundo. “Esto no es más que una fase pasajera uno de mis días malos”.
¿Por qué decidí verla hoy? Podría haberla visto hace un año atrás, cuando me surgieron esas inmensas ganas de querer saber de que se trataba. Podría haberla visto cualquier otro día, pero no. Hay una ley, hay una película para cada momento, así como pasa con las canciones. No puedo ver una película en un momento que no vaya acorde con ella. Y hoy sabía que era el día perfecto para disfrutar de esas imágenes y de esas canciones. Hoy no necesitaba ningún tipo de diálogos, porque no existe un diálogo que pueda reemplazar la magnitud de las letras de esas canciones. “Ahora vuelvo a tener esa sensación. No lo puedo explicar, no lo entenderías. No es así como soy. Me he quedado plácidamente insensible”
Una vez más me desconocí, me encontré fuera de mí misma. No era yo, no era yo la que estaba acostada llorando mirando la película. Uno de mis tantos otros yo estaba controlándome, y me perdí, me perdí en las canciones, me perdí en las imágenes, me perdí en la rareza incomoda pero al mismo tiempo grandiosa del film. Creé mi propio muro, me aislé del mundo y todos mis miedos se abalanzaron sobre mí de la misma manera que le ocurrió al protagonista. “¿Que vamos a utilizar para llenar los espacios vacíos donde solíamos hablar? ¿Cómo voy a llenar los últimos lugares? ¿Cómo voy a completar el muro?”
¿Por qué? ¿Por qué soy así? Me dirijo a mi primera clase práctica de Filosofía. Analizo las tres tipos de respuestas ante dicha pregunta. Mis ilusiones se desvanecieron y no hubo forma de encontrar una respuesta mítica que me satisfaga. Tampoco me encontré en condiciones de elaborar una respuesta filosófica. Como siempre ante dicha misma pregunta me hundí en la respuesta trágica. Una vez más, me sentí completamente loca, desorbitada, desmedidamente rara, anormal. “Loco, Juguetes en el ático, estoy loco. Deben habérseme llevado los sesos.” “Loco, sobre el arco iris, estoy loco. Debía de haber una puerta en el muro cuando entré”. “Echen el muro abajo! Echen el muro abajo!”.
Sola, perdida y confundida. Me desconozco, me pierdo, enloquezco. Y recuerdo la pregunta que me formulé una y otra vez mientras transcurrían los minutos del film. ¿A caso hay alguien que haya experimentado la intensidad de las sensaciones y emociones que yo viví al verla? ¿A caso hay alguien que comparta mis sentimientos? ¿A caso existe alguien a quien le haya llegado de alguna manera similar esa película como me llegó a mí? Destrozada me sequé las lágrimas de los ojos y me pregunté… ¿Qué habrán sentido las personas que me la recomendaron cuando la vieron? ¿Por qué me estaba desgarrando anímicamente una película? “¿Hola...? ¿Hay alguien ahí? Asiente con la cabeza si puedes oírme ¿Hay alguien en casa?”
“Completamente solos, o de dos en dos, los que realmente te aman, caminan arriba y abajo, fuera del muro. Algunos de la mano. Otros juntándose en bandas. Los románticos y los artistas se hacen fuertes. Y cuando te han dado todo lo suyo. Algunos se tambalean y caen. Después de todo, no es fácil golpearse el corazón contra el muro de algún tipo loco.”
“¿No es esto lo que esperabas ver? ¿Te gustaría descubrir lo que hay detrás de estos fríos ojos? No tienes más que escarbar a través del disfraz.”



27 de Abril del 2008
Mi primera impresión luego de ver la película que tras ese día...
no recuerdo cuántas...pero cuántas veces volví a ver.
Podría escribir un libro sobre ella relacionándola con mi vida y mi propio muro.

Glosoli



Sigur Ros - Glosoli
Para soñar despiertos

El Sueño

El Sueño
Jorge Luis Borges

Si el sueño fuera (como dicen) una
tregua, un puro reposo de la mente,
¿por qué, si te despiertan bruscamente,
sientes que te han robado una fortuna?

¿Por qué es tan triste madrugar? La hora
nos despoja de un don inconcebible,
tan íntimo que sólo es traducible
en un sopor que la vigilia dora

De sueños, que bien pueden ser reflejos
truncos de los tesoros de la sombra,
de un orbe intemporal que no se nombra

Y que el día deforma en sus espejos.
¿Quién serás esta noche en el oscuro
sueño, del otro lado de su muro?

Simple Things




Cosas Simples.
30 de Junio del 2007.
Siempre me gustaron los botones ^^
Y el espejo refleja el lugar donde sueño (y duermo).


Dreaming




Te presento a la agenda con la cuál soñé mientras dormía,
y la traslado a la realidad para seguir soñando despierta ^^


Last Year


29/01/08 - 29/01/09

Teniendo en cuenta lo que ocurrió hace precisamente un año atrás…en otras circunstancias, estaría llorando.

Pero que contenta me pone saber que hoy recuerdo aquella hermosa noche con una sonrisa en mi rostro, feliz de que haya ocurrido, aliviada por ya no sentir dolor al recordarla, aliviada por ya no sentirme herida por la nostalgia.


These Roots Are Anchors



Ours To Alibi

Beacons

These Roots Are Anchors


Tengo cierta atracción obsesiva por las canciones que evoquen tristeza, o incluso agonía. No puedo negar que me enamoré de Kurt Cobain cuando lo escuché cantando Where Did You Sleep Last Night…y lloré más de una vez sintiendo la agonía que expresa su voz en aquella canción.

No puedo negar que soy bastante masoquista, y que cuando me siento triste…escucho canciones que vayan acorde a mi estado anímico.

Pero por primera vez en la vida, hoy puedo escuchar una canción que en otras circunstancias debería generarme angustia, hoy puedo escuchar una canción en la cual también se oye una voz un tanto agónica… casi emitiendo a gritos las palabras: “We can’t forget…” y sentirme completamente feliz recordando la persona que me la ha obsequiado.

Hoy puedo escuchar una canción que expresa tristeza y melancolía, y sentirme feliz… y sonreír al escucharla pensando en aquella persona tan especial que hoy forma parte de mi vida, que hoy forma parte de mi vida y que siempre formará parte de ella.


Mai


Ella me enseñó a construir puentes con abrazos, ella me enseñó que hay sonrisas por fuera de mi muro…y más de una vez me enseñó que juntas podíamos ir quitando cada uno de los ladrillos.

Ella es quien me recuerda las enseñanzas que yo misma alguna vez escribí…pero que yo misma alguna que otra vez olvido, ella es quien me enseñó que con sonrisas todo se hace más fácil, ella es quien compartió más de una vez mis mismas penas, y quien me sostuvo incluso cuando ella también estaba a punto de caerse.

Ella es quien se encarga de demostrarme una y otra vez cuán linda puede ser la vida, y cuán feliz nos pueden hacer los abrazos y las sonrisas.

Con ella construimos un puente, para poder llegar la una a la otra en tan solo un instante, un puente que trasciende las distancias y el tiempo, un puente que posee una cuarta dimensión…para escapar a ella cuando cada una quiera. Un puente sin límites de tiempo, para hacer que nuestros sentimientos sean eternos. Un puente de diamante…para que nunca nada ni nadie pueda acabarlo. Un puente que une cada una de nuestras almas, porque cuando éstas se juntaron…se fundieron formando una amistad inmortal y verdadera.


Clearing the mind






Despejando La Mente.
25 de Abril del 2008.
Parque Independencia, Rosario.

"Estos ojos no lloran más por ti"


A veces lo que creímos que nunca llegaría…algún día llega. A veces ese tiempo que creímos sería eterno…finalmente nos proporciona el alivio tan ansiado.
Del sufrimiento inevitablemente siempre se aprende. Estoy completamente segura de que una persona que ha conocido en profundidad lo que implica sufrir por amor, sufrir con todo el cuerpo y el alma, sufrir realmente… estoy segura de que quien realmente haya sufrido con su corazón…puede darse cuenta que aliviado ese sufrimiento, las enseñanzas son fructíferas. Y quizás las enseñanzas no soslayen tanto dolor previo, pero posteriormente, no queda otra opción más que tomar todo lo positivo que encontremos en ellas.
Cuando por fin llegue el instante en el cual podamos mirar fijamente a ese dolor y decirle adiós, cuando por fin llegue el momento en el cual podamos observar la naturaleza de ese dolor y destruirla, cuando las heridas comiencen a cerrarse…es cuando debemos cosechar todas las enseñanzas que ese dolor nos ha dejado.

Reaching Horizons


Yo sé que este año le proporcionará infinitos momentos de felicidad para añadir a su historial. Pero no puedo negar que…me emociono tan solo pensando en que falta tan solo un año para que se mude a Rosario.

No puedo negar que sonrío cada vez que nos imagino en algún hermoso café, en una fría tarde de invierno, tomando algún té o café especial... con varios libros bajo el brazo…debatiendo todos esos temas que nos debemos desde hace ya más de un año…


Gui


Cuando dentro de mis pensamientos se hacen presentes las palabras “amistad verdadera”…en una de las primeras personas en las que inmediatamente pienso es en ÉL.


Angra - Reaching Horizons

miércoles, 28 de enero de 2009

Orange Days









Días en naranja.
22 de Junio del 2008.


martes, 27 de enero de 2009

First Breath After Coma



Explosions In The Sky - First Breath After Coma


:) (8)
Te Adoro, con toda mi alma.

Musique est vie



ALL YOU NEED IS LOVE
(ALL TOGETHER, NOW)
ALL YOU NEED IS LOVE
(EVERYBODY)
ALL YOU NEED IS LOVE, LOVE
LOVE IS ALL YOU NEED
LOVE IS ALL YOU NEED
LOVE IS ALL YOU NEED
LOVE IS ALL YOU NEED
The Beatles





2001: Una Odisea En El Espacio (película)


2001: Una Odisea En El Espacio
Stanley Kubrick


“Son libres de especular acerca del significado filosófico y alegórico de 2001” Stanley Kubrick


En 1968 la historia del cine de ciencia ficción pasó a dar un paso fundamental marcando puntualmente un antes y un después, en el preciso momento en el que Stanley Kubrick dio a luz a su esplendorosa: 2001, Una Odisea En El Espacio.

En mis parlantes comenzó a sonar “Atmospheres” de Gyorgy Legeti, y la pantalla aún permanecía en total oscuridad, y así prosiguió durante unos cuántos instantes. Esa ausencia de imágenes quizás se asemeja a lo poco que sabemos sobre el origen del Universo, a lo poco que conocemos el espacio exterior, a la incertidumbre que nos genera pensar en que quizás lo que conocemos sobre las galaxias no representa absolutamente nada comparado con todo lo que quizás hay más allá de ellas…

El volumen en mis auriculares estaba al máximo y yo me sentía totalmente ansiosa por comenzar a ver la catalogada como mejor película de ciencia ficción de la historia del cine. Una obra maestra, como muchos ya lo habrán dicho.

De palabras ya había tenido una buena dosis al terminar de leer la novela de Clairke, ésta vez sin dudas no hacían falta palabras, con imágenes, efectos especiales y una excelente y majestuosa banda sonora cualquier diálogo hubiera estado de más, porque la película no se trata de diálogos sino de un espectáculo audiovisual.

Pero lo inevitable es dejar quieta nuestra mente, desde las primeras escenas cualquier persona con un poco de espíritu filosófico no puede hacer otra cosa más que detenerse a pensar, pensar hasta retorcerse la cabeza, como a todos los que nos atrae la filosofía y las grandes preguntas trascendentales nos gusta retorcérnosla.

Fue el mismo Kubrick quien lo dijo: “Quise que la película fuera una experiencia intensamente subjetiva que alcanzara al espectador a un nivel interno de conciencia como lo hace la música.”

Luego de perdernos unos minutos en el espacio exterior oyendo la obra maestra de Richard Strauss “Thus Spoke Zarathustra” y pasados unos minutos podemos ver al majestuoso monolito que les brindaría a los mono-humanoides la capacidad intelectual para comenzar a utilizar herramientas para la caza. Interesante cuestión es plantearse el hecho de que desde nuestros orígenes una de las primeras cosas que estuvo en nuestras mentes fue destruir a lo que nos rodea. Aquí se oye la psicodélica “Réquiem” de Gyorgy Ligeti.

Posteriormente, Johann Srtrauss nos conducirá de la Tierra a la Luna con “The Blue Danube”, y la canción que hasta el día de hoy me hizo pensar en una danza de novios, de ahora en más me recordará a esta danza espacial de la nave dirigiéndose a la estación espacial.

Y más interrogantes comienzan a abalanzarse en mi cabeza: ¿Algún día en un futuro incierto podrán ocurrir estas cosas? ¿Podremos construir estaciones espaciales en donde nuevas generaciones nazcan en el espacio? ¿O nuestra tan descuidada Tierra llegará a su final mucho antes de que eso pueda ocurrir? ¿Realmente el hombre llegó a la Luna o fue todo una farsa de los estadounidenses? Sea una mentira o no…en aquel entonces Kubrick ni siquiera sabía que tiempo después se proclamaría la noticia hasta hoy cuestionada de que el hombre conquistó el espacio exterior…

Y como si fuera poco viaje ir desde la Tierra a la Luna, y como si no fuera poco ya un monolito…en el 2001 la Luna será excavada para descubrir en su interior otro gemelo del anterior… que al recibir contacto humano emitirá un sonido agudísimo que irá directo a nuestro tercer monolito ubicado en Júpiter, en este entonces estaremos deleitándonos con “Luz Aeterna”, también de Gyorgy Ligeti.

La simpleza y delicadeza del ballet “Gayane” de Aram Khachaturian nos mostrará a un astronauta haciendo sus ejercicios en la nave espacial “Discovery One”, la cual tendrá como misión viajar a Júpiter para investigar sobre la supuesta existencia de vida extraterrestre que fue capaz de colocar al monolito en el interior de la Luna.

¿Y quién será el sexto pasajero de la Dyscovery? ¿Quién cumplirá la función de ser precisamente el sistema nervioso de la nave espacial? ¿Quién será el que ocasionará muertes y conflictos dentro de la nave? Nada más ni nada menos que un ordenador llamado Hal 9000, un ordenador que desarrollará desordenes psicológicos que lo conducirán a una cascada de mentiras y engaños. Y acá surge la discordia entre las máquinas y el hombre. ¿Terminarán algún día las máquinas con nosotros? Comprobado ya está que luego de la Revolución Industrial la tecnología pasó a convertirse en una de las principales fuerzas de poder y control sobre la vida humana, convirtiendo a muchos hombres en autómatas, alienándolos en su trabajo diría Marx…

Otro gran punto en cuestión es la enorme sorpresa que nos llevamos con las relaciones entabladas entre los humanos a lo largo de la película…en todo momento se hace presente una frivolidad que no puedo negar me inquietó demasiado. Es más…creo que en la primera hora del film no pude degustarlo completamente precisamente por esta razón, ya que normalmente las películas que suelo disfrutar en su mayor esplendor son las que se basan en los sentimientos…pero de sentimientos entre humanos 2001 no se trata en absoluto. ¿Qué nos habrá querido decir Kubrick con esto? Quizás de alguna manera él ya venía vislumbrando uno de los problemas de nuestra actualidad: nuestras relaciones se vuelven cada vez mas superfluas, la tecnología invade cada uno de los aspectos de nuestra vida, y quizás algún día logre enfriarnos por completo… hoy en día la computadora, la televisión, los celulares, los mp3…nos proporcionan grandes ventajas pero si nos detenemos a pensar un poco…nos alejan cada vez más del “cara a cara”.

La tecnología se hace presente en cada matiz de nuestras vidas y lo que hoy parece ser una gran ventaja sabemos que tiene sus enormes contra. Los avances en tecnología nos llevaron a construir armas nucleares, bombas atómicas…que pueden acabar con la vida de miles de seres humanos en tan solo segundos. Y quizás de alguna manera esto es lo que se muestra en la película cuando Hal decide acabar con la vida de los tripulantes por el miedo a que la misión falle. ¿Terminarán algún día la tecnología y las maquinarias acabándonos por completo?

Por otra parte…las muertes de los tripulantes en hibernación, la muerte de Frank Poole… se muestran de la manera más frívola posible, sin ningún matiz de compasión. Cuando los astronautas hibernados mueren solo se oyen pitidos y efectos de sonido de alarmas mientras en los indicadores se puede leer: Funciones vitales en estado crítico, Funciones vitales terminadas. Y lo más sorprendente: la escena más conmovedora de la película ocurre cuando Hal es desconectado, ¡la escena más triste ocurre cuando muere un ordenador! Cuando éste comienza a suplicar diciendo: “Mi mente se va, puedo sentirlo. Mi mente se va…” y antes de que Dave lo desconecte, el ordenador finaliza haciendo algo tan humano como cantar la canción “Daisy”, la cual le había enseñado su creador, Hal muere recordando a su padre… y aquí a uno le surge la duda: ¿Alguna vez construiremos ordenadores capaces de poseer sensibilidad, capaces se sentir emociones? Yo creo (y realmente espero) que esto sea imposible, porque le quitaría el sentido a la existencia de los que como yo…creen que lo más hermoso que tiene la vida son los sentimientos.

Y luego de estar esperando casi dos horas por “la escena” que tanto ansiaba ver…por fin llegó la parte que yo considero como la mejor escena de toda la película, la parte que muchos cinéfilos consideran como una de las mejores escenas de la historia del cine…por fin ante mis ojos…luego de que Dave desconecta a Hal…

No puedo detallar con palabras las sensaciones que sentí al ver esta escena, mi habitación quedó a años luz de mi cabeza que no paraba de escabullirse en la pantalla para que mi mente quede divagando entre la majestuosidad de ese espectáculo audiovisual. Esos diez minutos fueron el más elaborado viaje psicodélico de la historia del cine, no puedo…no puedo explicarlo, realmente hay que sentirlo, es una escena dirigida a los sentidos, es una experiencia sensorial increíble.

Desde que Dave encuentra el último monolito en los alrededores de Júpiter, resulta ser que éste es una puerta estelar, una entrada a pasillos que conectan puntos distantes del universo. Dave cruza esta “Puerta de las estrellas” y comienza un viaje surrealista, alucinógeno, un viaje alucinante a través del espacio y del tiempo, en donde se hará presente la cuarta dimensión. Un viaje que comienza por un pasillo lleno de luces que luego lo conducirá a un recorrido fantástico por planetas y estrellas situados en los lugares más alejados de la Galaxia.

Me sentí en la cabeza de Mason, Gilmour, Waters y Wright en plena composición de “Echoes”…y valga de paso comentar que hay un rumor muy extendido que dice que en un principio parte de la banda sonora fue encargada a Pink Floyd, pero que al final Kubrick cambio de opinión. Una gran curiosidad es lo que ocurre al escuchar el tema Echoes justo cuando aparece el título de Júpiter and Beyond…¡el tema entero coincide exactamente con lo que sucede en la película! Otro viaje sensorial para no perderse…

Y no me quiero imaginar lo que habrán sentido al ver esta escena los hippies en aquel alocado 68…si yo disfruté de esta manera esos diez minutos estando completamente lúcida…¡me imagino lo que la habrán disfrutado ellos bajo efectos de la marihuana!

Y ni hablar de las infinitas interpretaciones que de las últimas escenas se han escrito…la tercera parte de la película es una de las menos comprendidas. Pero aquí se hace más presente que nunca la capacidad del genio de Kubrick… y aquí tienen lugar las más diversas teorías sobre qué es lo que realmente ha ocurrido.

Luego del viaje psicodélico, una de las interpretaciones es que el lugar al que llega David es un lugar construido por una civilización extraterrestre, una especie de habitación de hotel…reconstruida con un entorno lo más familiar posible…en donde Dave vive, envejece y muere velozmente, para luego renacer bajo la forma de un bebé estelar, que formará parte de un nuevo tipo de vida más inteligente. David Bowman muere y renace reencarnado en “El Hijo de las estrellas”, dando un nuevo salto evolutivo…para luego regresar a la Tierra e influir en su destino…

En nuestros oídos aquí disfrutamos de la última aparición de “Thus Spoke Zarathustra”…hasta que los créditos dan lugar al moño final: "The Blue Danube", mientras que mis sentidos aún permanecían atónitos tras haber viajado a millones de kilómetros de distancia estando quieta en mi habitación…y mientras mi cabeza me daba vueltas prediciendo un largo rato para detenerme a pensar…pensar…y pensar.


Si puede ser escrito, o pensado, puede ser filmado”, Kubrick lo dijo…Kubrick lo logró.