viernes, 23 de enero de 2009

Belleza Robada


Belleza Robada
Bernardo Bertolucci


Hay películas que más que reflexionar nos invitan a soñar despiertos. Y para una soñadora como yo…no había forma alguna de impedir dejarme seducir por tan hermosos paisajes. Creo que la principal razón por la cual amo tanto el cine es precisamente por esto: porque me permite construir realidades diferentes, porque me permite volar lejos con mi imaginación y hacerme parte de cada una de las historias, porque me permite escaparme aunque sea momentáneamente de mi realidad. Y no es que esté menospreciando mi vida, es solo que en este ultimo tiempo no dejo de desear encontrarme en otro lugar…


Soñando Despierta

Cierro los ojos y me despierto en el centro de Italia, precisamente en La Toscana. Me encuentro en una sencilla cabaña rodeada de verdes colinas. Está asomándose la primavera… y las flores renacen hasta en los lugares más recónditos.

Me preparo un té de frutos del bosque y busco entre mis vinilos alguna hermosa melodía para disfrutar aún en pijama. El sol se asoma por el enorme ventanal y los pájaros se oyen cantando desde lejos.

Ordeno un poco los libros desparramados por toda la habitación…y recojo unos cuántos papelitos con retazos de poesías que han quedado perdidos entre las sábanas.

La belleza del paisaje me susurra novelas al oído. Y mi lápiz no puede detenerse…las palabras salen solas como por arte de magia.

Luego me dirijo hacia el piano…y practico una vez más aquellas melodías de Yann Tiersen que aún no me salen como quisiera.

Antes del mediodía paseo por las colinas…cada paisaje es una obra de arte, cada paisaje es una fotografía…o una pintura, cada flor es una poesía, cada matiz del cielo una melodía…

El día transcurre tranquilamente y la vida es un sueño…el amor y el deseo envuelven mi alma…y por la noche bajo aquel enorme árbol bajo un estrellado cielo azul redescubriré la esencia del amor amando hasta el alba…


...soñar no cuesta nada



Una última (gran) apreciación sobre la película: Los últimos minutos realmente fueron mágicos. He visto decenas y decenas de películas de amor, pero nunca antes había visto una escena sexual tan bien rodada como en esta película. Nunca antes había visto una escena erótica tan cálida, tierna y totalmente alejada de lo deforme y excitante de la mayoría de escenas eróticas del cine.



1 comentario:

  1. Tienes una sensibilidad maravillosa... No conozco a nadie que apreciara tanto la esencia de esta película como tú...

    Un beso de Jose desde Valencia (Spain)

    (Gracias por tu visita a mi Año de Cine.

    ResponderEliminar

Speak to me...