viernes, 30 de enero de 2009

Ólafur Arnalds




Ólafur Arnalds


Así soy: una vez que encuentro un músico o una banda de mi agrado no paro hasta no tener absolutamente toda su discografía, hasta no informarme lo suficientemente al respecto, hasta no escucharlo en su plenitud…

Por supuesto, siempre hay música que nos agradará más que otra, y este aspecto de mi personalidad se amplifica mucho más cuando encuentro música que realmente me emocione.

Y así fue como hace unas horas, una llamada por teléfono me hizo conocer el nombre de este violinista islandés…. ¡y pensar que lo primero que conocí de sus composiciones fue gracias a Heaven Shall Burn!

Posteriormente a ese llamado por teléfono que culminó a las seis de la madrugada…mi alma inquieta no podía contentarse tan solo con el nombre… ¿cómo hubiera podido irme a dormir sin escuchar nada de su música?

Luego de terminar de escribir la relación entre el compositor y la banda alemana Heaven Shall Burn… la intriga me ganó por completo y comencé a buscar información de Arnalds en Internet…

Todo lo que leía me convencía más de que no podía seguir esperando: tenía que bajarme inmediatamente uno de sus discos. Hardcore mezclado impecablemente con música clásica no se encuentra todos los días…

Y así fue como me descargué su primer disco: Eulogy for Evolution (2006)… y al describirlo en una palabra la primera que se me viene a la mente es: melancolía. Pero de esa melancolía que se te cuela en cada recoveco de la piel, de esa melancolía que viene acompañada de angustia y tristeza, quizás también de algo de desolación…pero que sin embargo no deja de ser maravillosamente hermosa.

Sin lugar a dudas…uno de los aspectos que más llaman la atención en su estilo tan particular…es el hecho de rozar extremos tan opuestos como el hardcore y la música clásica…

Creo que es exactamente eso lo que más me gusta de su música. Precisamente hace unos días estuvimos hablando con esta maravillosa persona que me hizo conocer este compositor… acerca de los diferentes estados anímicos que sentimos al escuchar diferentes bandas. Hicimos una diferenciación entre la armonía, la tranquilidad, la calma o la melancolía que sentimos al escuchar una banda como The Album Leaf… y el caos, la ansiedad y quizás también un poco de agresividad…que sentimos al escuchar una banda como God Is An Astronaut. Estuvimos de acuerdo también en el hecho de que cuando escuchamos Ours To Alibi podemos encontrar ambas sensaciones yuxtapuestas en una sola canción.

Y ese juego de contradicciones, de sentimientos opuestos, de sensaciones diferentes pero que pueden unirse a la perfección en una melodía haciéndonos sentir un vorágine de emociones en nuestro interior…es lo que Ólafur Arnalds expresa con su música.

Cuando en una entrevista se le preguntó a Ólafur cómo hacía para cambiar radicalmente su energía desde el punk extremo al indie clásico el dijo que Es una energía totalmente diferente la que va en cada tipo de música pero por eso lo encuentro interesante”, y es justamente esa energía la que puede hacernos sentir calma y euforia en una misma canción. Cuando se le preguntó sobre algún punto en común sobre los diferentes estilos el simplemente acotó: “Bueno, es música, ese es el punto en común. Es la expresión de diferentes tipos de sentimientos. Algunos sentimientos deben ser exteriorizados de una manera ruidosa y agresiva y otros de forma calma y melancólica.”

Y poder expresar ambos sentimientos en un mismo estilo…es lo que más admiro de éste nuevo agradable compositor que acabo de conocer. Su música habla por sí sola, los instrumentos clásicos como el piano, el violín, el cello… demuestran que no existiría voz alguna para opacarlos. Sus melodías poseen una intensa carga emocional… Eulogy for Evolution tiene un sentido más bien conceptual, íntegro. Es un disco que hay que escucharlo una y otra vez del principio al final.

Por cierto más me agradó cuando me enteré de que fue telonero de Sigur Ros, ¡y mi sonrisa incrementó su tamaño cuando leí que hizo un concierto con Yndi Halda! No me pude contener y ahora mismo me estoy descargando el EP Variations Of Static que se estrenó en el pasado 2008.

Ansiosa esperando que se descargue, miro el reloj y marca las once y media de la mañana, prueba concreta de que la música y los sentimientos que suscitan detrás de ella pueden hacerme pasar no solo una noche sin dormir, sino toda una mañana…y vaya a saber hasta cuando me durará esta gran emoción que ni siquiera le da lugar aún al sueño.

Comienza a sonar un piano y la primera canción del EP denominada Fok me demuestra que tengo que preparar mis oídos para escuchar otra hermosa obra de arte…y para descubrir que sentimientos producirán en mi interior cada una de sus canciones…ya que como dice Ólafur: “Cada persona recibe las canciones de diferentes maneras y lo que en una provoca una inmensa alegría en otras provoca una angustia desmesurada…”

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Speak to me...