sábado, 17 de enero de 2009

Paranoid Park


Paranoid Park
Gus Van Sant


Algunos dicen que a Gus Van Sant le gusta retratar el lado psicológico de la muerte, como lo muestra en Last Days, Elephant…y como claramente se observa en la película que acabo de disfrutar: Paranoid Park.

Es una rareza de las que a mí me gustan. En un comienzo parece ser un típico cliché, pero a medida que pasan los minutos el film va tomando nuevos matices que lo convierten en una asombrosa maravilla.

Lo que más me impactó fue la manera en Sant nos adentra en la mente de Alex, un skater que se ve acorralado tras haber cometido accidentalmente un asesinato. Es un detalle (gran detalle) que se muestra claramente a lo largo de toda la película…como por ejemplo en la escena de la ducha…el director logra adentrarnos en los suburbios de la conciencia del personaje y hacernos sentir tan miserables e impotentes como él.

Por otra parte la banda sonora es tan variada como sorprendente. Pasando por la novena sinfonía de Beethoven hasta el punk rock. Nunca más acertada la economía de diálogos a lo largo de la película, la música muchas veces nos deja libres a la imaginación, como en la escena donde Alex corta con su novia, en donde tan solo escuchamos una canción de Nino Rota.

Los altibajos en el sonido van acompañando perfectamente los diferentes estados emocionales de Alex, quien tras encontrarse en una situación de total incomunicación con el mundo adulto -lo que se puede observar claramente al notar que los adultos permanecen fuera de foco- se refugia en Paranoid Park.

Otro detalle sumamente importante es que los acontecimientos no se van desenvolviendo de manera lineal, somos los espectadores quienes tenemos que hacer las asociaciones para ir divisando el transcurso del film.

Alex parece refugiarse cada vez más en su mundo interior, se vuelve introspectivo y distante, silenciosamente observa desde lejos el mundo exterior y decide escribir todo lo ocurrido. Otro aspecto que me dejó pensando… y que me hizo sentir identificada con el personaje. Solo que yo nunca quemaría mis escritos… quizás por eso aún sigo cargando diariamente con las piedras de mi pasado.



♫♪ Elliott Smith - Angeles


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Speak to me...