miércoles, 7 de enero de 2009

Without Love



En mi piel quedó intacto el sabor de su perfume. En mi boca aún siento el dulce rocío de sus labios. Mi boca parece haber sido diseñada para la suya, porque no quiere probar otros besos después de haber conocido los suyos. Mi cuerpo parece ser el molde perfecto para sus manos, mi cuerpo parece haber nacido para desear el suyo y no poder desviar la mirada de allí.

Y yo que creí que lo primero que moría era la pasión, y que junto con ella luego se iba el amor. No sabía que el amor pudiera marcharse dejando aún viva la pasión. No sabía que el amor podía esfumarse dejando vivo al deseo, totalmente desenvuelto y desnudo ante cualquier palabra de ternura, totalmente entregado a su meta sin poder emitir alguna señal que me hiciera pensar en el amor.

¿Cómo es posible que nada haya quedado en su corazón de todo aquel amor que sentía? ¿Cómo es posible que se haya esfumado por completo? ¿Cómo puede atormentarme de esta manera siendo consciente de todo lo que mi corazón siente? Porque en mi corazón también sigue presente el amor, de la misma manera que la pasión.

¿Cómo es posible que la mágica historia de amor que construimos se haya borrado de sus sentimientos? ¿Cómo es posible que prefiera cambiar esa historia de amor por palabras tan vacías, por propuestas tan indecentes como provocativas, por contactos tan intensos como incompletos?

No sé cuál de los dos estados es más destructivo para mi alma, no sé si me hiere más su completa ausencia, o su presencia en ausencia de lo único que necesito en este momento: su amor.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Speak to me...