viernes, 20 de febrero de 2009

Conmigo no hay ley de los opuestos que valga. En mi vida los opuestos no se atraen. En mi vida la atracción es la similitud. En mi vida no valen las leyes físicas de la magnetización, en mi vida la atracción es el complemento perfecto entre dos polos iguales. En mi visión sobre el amor…solo de esta manera se encuentra el equilibrio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Speak to me...