jueves, 19 de febrero de 2009

Pulp Fiction

Quetin Tarantino


- ¿No odias eso?
- ¿No odio qué?
- Los silencios incómodos. ¿Por qué tenemos que hablar de idioteces para sentirnos cómodos?
- No sé. Es una buena pregunta.
- Así es como sabes que encontraste a alguien especial. Cuando te puedes callar un jodido minuto y estar cómodo en silencio.

Humor y violencia... un clásico, una película excelente... para hacer más leve una maldita tarde de calor insoportable.

1 comentario:

  1. aaAaAaaa, Tarantino!! IDOLO!!!

    No te tenía con este lado eh, acá me sorprendiste!

    Yo creo que eso exactamente pasa muy pocas veces, en donde el silencio no es incómodo. A mí me pasó con una sola persona, con mi mejor amigo, y hoy por hoy años después quizás ya no podemos estar en silencio como antes. No se por qué. Tal vez porque antes nos veíamos todo el tiempo y eso hacía que nos entendiéramos mucho más sin decir nada, o tal vez es por otra cosa. Pero con él pude sentir esa enorma satisfacción de estar callados tomando una cerveza o un mate o haciendo nada tirados en las reposeras del fondo de casa. Y sabés que esa persona es especial.

    ResponderEliminar

Speak to me...