miércoles, 22 de julio de 2009

Amiina





Desde abril, en una bolsita arriba de una de las repisas de mi pieza, tengo guardados 22 sobres de diferentes sabores de té que mi chico una vez robó de un hotel en su viaje a Uruguay. Nunca había encontrado el momento indicado para comenzar a degustar alguno de ellos, ya que todos los sabores son diferentes, y tan solo uno estaba repetido...
La lluvia detrás de la ventana de mi habitación me demostró que la tarde era indicada para abrir ese sobre repetido, prepararme el té de manzana verde, canela y pasas de uva, y ponerme los auriculares para degustar no solo del exquisito sabor del té caliente...sino también de una majestuosa y sublime obra musical que se ha robado toda mi atención durante media hora de placer musical. En mis oídos sonaba Amiina, y todo en mi mundo se transformó en armonía, calma y paz.


Gracias amor, por el té, por la música...gracias simplemente por ser.

2 comentarios:

Speak to me...