viernes, 18 de septiembre de 2009

Delirios varios (todos tienen un sentido)


Cristina acepta la teoría de la falta pero se siente satisfecha.

Marla Singer quiere sanar esa herida en el paladar.

A Penny Lane le sienta bien esa remera de los Ramones.

V sigue encontrándose a sí misma en Amélie, pero ya no idealiza, simplemente siente. Pensar demasiado le ha jugado en contra.

La experiencia dice que no hay que mezclar demasiado al amor con el estudio de la Psicología.

Con Pinky hemos derribado completamente el muro. Lejos está hoy el lado oscuro de la luna.

Ella se ha ido, no encuentro ninguna partícula de oscuridad en mi ying yang, y tampoco pretendo buscarla si es que existe. Solo diviso luz.

Las pulsiones de vida prevalecen sobre las de muerte.

Me confundí cuando creí que jamás volvería a sentir la felicidad que sentí en el verano del 2008. La intensidad es la misma, solo cambia la forma.

No subestimar el poder de las diferencias ni sobrestimar el de las semejanzas.

Enseñanza: el sistema está empecinado en hacernos creer que el amor es lo que vemos en las películas, en la televisión, en las novelas, en los libros melosos y aún siguen apoyándose en el estúpido mito platónico de las dos mitades. No existen las almas gemelas. No existe “una sola persona para cada uno de nosotros esperando por nuestro amor”. Platón tenía su mente en un mundo ideal, yo quiero tenerla en la vida real, y vivirla intensamente. Derriben mitos, por favor.

Soñar es hermoso. Pero soñar a futuro es idealizar, e idealizar es perjudicial. Prefiero soñar en presente, soñando y concretando al mismo tiempo.

La experiencia no miente, y los errores nos sirven para no volver a cometerlos.

Seres humanos incompletos: amen, simplemente eso, amen.

Dejemos de complejizar algo tan simple y hermoso como el amor.

Insidiosa, pensé que estabas muerta pero estabas dormida. A ver si ésta vez consigo matarte, a no ser que alguien lo haga antes que yo.

No me arrepiento de absolutamente nada de todo lo que viví en mi pasado, ni de lo malo ni de lo bueno. Ni del amor ni del dolor. Los errores y los aciertos me sirvieron de aprendizaje para alcanzar esta conformidad.

¡Esta vida hoy es tan perfecta que me asusta!

No a los berrinches masoquistas. Estoy enamorada de este presente.

Juro por mi vida que menos es más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Speak to me...