domingo, 29 de noviembre de 2009

Lisandro Aristimuño

"Mientras esté la base de la canción, que sí es mía, no tengo problemas en decir quiénes me influyeron. Así sea Nick Drake, Luis Alberto Spinetta, o Charly, gracias a quienes agarré una guitarra y quiero cantar. O, de afuera, Los Beatles o Violeta Parra.”


"A mí de lo que me gusta hablar es del amor. ¿Qué hay más social que el amor? El resto, el laburo de oficina, que a veces es muy desgastante, va por otro camino. Yo no creo que tenga que decir que me levanto a las siete, que trabajo como un perro. Ahí es cuando tengo que buscar la poesía, las metáforas. Y dejar las canciones abiertas para que las cierre quien las escucha, para que sienta que la canción habla de él. Si no, es como un diario personal. El diario personal del cantante. Y me parece que en el arte es mucho mejor lo otro".

Lisandro Aristimuño, diminuto soñador de gran talento, se presentó junto a sus “azules turquesas” en el Teatro La Comedia de Rosario y realmente me dejó sorprendida…

Hace aproximadamente un año conocí a este cantautor sureño y me quedé maravillada con algunas de sus canciones, con su estilo tan particular: indie, con matices folclóricos y también electrónicos que rozan un estilo pop. A simple vista sin escucharlo se puede pensar que esa mezcla no resultaría del todo agradable…pero cuando nos sumergimos en el mundo de su voz, de su guitarra acústica, de aquellos extraños sonidos electrónicos que generan un ambiente único, cuando conocemos por fin a los “azules turquesas” y nos entrometemos en los aires sureños de sus canciones…en sus letras tan profundas…es difícil no salir un poco enamorados.

Nunca había tenido la oportunidad de disfrutar un recital “en primera fila”, y debo admitir que el hecho de que haya tenido lugar en un teatro fue lo que más me agradó…poder disfrutar tranquila, sin amontonamiento, sin interrupciones…un concierto realmente emotivo.

Lo más interesante fueron las variaciones con respecto a las canciones originales, en vivo la banda es mucho más intensa, experimental, carga con esa fuerza tan necesaria en un concierto ante el público…experimentan con la percusión, la voz, diversos instrumentos, incluso con las letras de las canciones. Cargan con esa fuerza que no se percibe tanto en los discos de estudio, lo cual tampoco hace que pierdan su esencia tan particular.

Lisandro se presentó al escenario tan simple y sencillo que me enamoró desde el primer momento. Parece una persona tan humana, tan sensible, tan humilde. Sus aires bohemios me atrajeron tanto como su poesía, sentía cada melodía en lo más profundo de mi corazón. El concierto duró aproximadamente dos horas y el sonido fue impecable, tanto así como la presentación y mi satisfacción al abandonar el teatro. Cada día estoy más convencida… no hay nada que me apasione tanto como la música.


"Atardéceme, desayúname, desconóceme.
Y devástame para comenzar de nuevo,
y cuando no tenga nada que decirte,
no me apresures, para que yo escuche
mi silencio, soy nadador en el mar del
presente, sueño en el sueño de la vigilia
con habitarte, con habitar tu continente"


3 comentarios:

  1. SI... completamente SI!!... yo los ví desde la fila cuatro medio escondido del lado derecho del escenario, pero lo disfruté tanto como vos... con la salvedad de que no me enamoró jaja. Es un tipo bárbaro y cada vez estoy mas convencido de que me gusta la música que me gustaría poder hacer... me falta el pequeño don del talento. Pero disfruto mucho del talento de los demás. Mientras espero ese don... me dedico a hacer caminos.

    ResponderEliminar
  2. Fue fantastico...sensacional!
    lo disfrute de la segunda fila!
    y me enamore tanto asi como vos o tal vez mas

    ResponderEliminar
  3. Donde quería comentar no encontraba la opción de los comentarios... bueno, no importa. Entiendo. Al fin y al cabo, quizás no tenía nada para decir. O nada de lo que diga ibas a querer leer. Sí, ya no sé qué era lo que quería decir. Sí, así de vueltera soy.

    Lisandro, Lisandro... en agosto venía a Tucumán. Una amiga me dijo «¿Vamos a verlo?, es este finde.» «Y bueno... vamos, sabés que recitales, yo siempre digo que sí, pero la verdad es que no lo conozco al chico este... lo escuché mencionar, pero ni idea» «Uhh Vale cómo no lo vas a conocer!!». Esa misma noche, otra amiga me dijo lo mismo con diferentes palabras. Apenas volví a mi casa me bajé 2 discos. Lo escuché una vez a cada uno y me gustaron... al otro día compramos las 3 entradas. Volví a escuchar los discos, y al día siguiente era el recital. Había escuchado 2 veces cada canción y fui a verlo. Me gustó más todavía. Ahora, cuando escucho los cds me va atrapando cada vez más. En enero viene de nuevo, al Rock del Valle, que es un escenario con muchos artistas. Creo que es por él por quien quiero ir.

    Me extendí? No importa, ya me leíste igual jejeje.
    Saludos Val!

    ResponderEliminar

Speak to me...