domingo, 20 de diciembre de 2009

Buenos Aires


Un boleto con destino a Buenos Aires,
Un viaje con parada en la felicidad.
El sonido del subte me hizo pensar,
En un nuevo aire para respirar.
El gris de la ciudad,
Se tiñó de colores con Spinetta,
Durante cinco horas y media de luz.
Luz que es vida, luz que es sueños…y utopías.
Dos mentes se retorcieron un sábado por la noche,
Nueve horas de palabras para el alma,
Y música, que también es vida, y también amor,
Y a vecés…también es muerte.
King Crimson.
Special people makes me happy.
Yo siempre estoy en dónde quiero estar,
Aprendí cuál es mi lugar,
Después de tanto divagar,
Me encontré,
En recitales, en personas, en momentos, en la música, en los libros, en las letras…
En las preguntas eternas…en compañías, y también en soledad.
Spinetta, Zeppelin, The Beatles, Yes, Floyd, Serú...
Nunca mís días estuvieron tan llenos de música.
San Telmo se burla de mí, me quiere hacer perder,
Pero le gano la jugada.
Recuerdos y recuerdos.
Fotografías y letras. Cortázar, Rayuela.
El subte me hace pensar…
Me siento insignificante ante tan inmensa ciudad,
Y me vuelvo a sentir en casa tras cada uno de sus abrazos.
Me fugué de mis dos hogares para encontrar uno más.
La música me lleva de aquí para allá…

4 comentarios:

  1. La próxima que vengas avisá!! mala!

    ResponderEliminar
  2. "El gris de la ciudad,
    Se tiñó de colores con Spinetta..."

    q lindo poema!
    q linda noche nos brindo a todos el flaco, y tambien que linda es buenos aires...

    saludos

    ResponderEliminar
  3. El subte, San Telmo, las callecitas de San Telmo…
    Que ciudad no?
    Parece que nos canta un tango al odio mientras caminamos esquivando baldosas flojas. Y autos, tantos autos, cuanta historia en esos lugarcitos viste… esos con puertas chiquitas y adentro son depósitos de mil cosas, increíbles cosas, tan simples, adornos estampillas, libros viejos cuanto olor a libros viejos, y gente que habla en idiomas raros.
    Mucho mate por las calles de San Telmo y vendedores de cualquier cosa, hasta eso cuadritos con vidrios y cigarrillos dentro con la inscripción de romper en caso de emergencia, jaja me hizo reír mucho.
    Buenos Aires tiene tanto buen aire, nostálgica, creo que me gusta por nostálgica y por la promesa de volver a tomar un café por ahí, ese café que… lo probaste a ese café? Y Julio cada tanto en algún cuadro dándole de comer a un gato o leyendo algo con esa barba abandonada
    Que bella ciudad Buenos Aires, tal vez un poeta la invento para gente como nosotros, la invento para volver

    ResponderEliminar
  4. Buenos Aires, entenderás, no es más que los ojos que la ven...

    ResponderEliminar

Speak to me...