domingo, 17 de enero de 2010

(500) Days Of Summer

Producida por Marc Webb.


La voz de Regina Spektor sonando de fondo mientras en la pantalla se nos muestra una comparación entre “realidad” y “expectativas” hizo que ésta película se colara en lo profundo de mi alma devastándome bellamente.
Me sentí muy, demasiado…identificada. Con la personaje, con la historia, con lo que la película plantea en sí. Las relaciones de hoy en día… ¿es acaso en parte nuestra sociedad la culpable de mi caos?
Y yo que pensaba que era diferente…si ésta resulta ser la película que define nuestra generación…tan solo soy una más. Soy una más de aquellas personas a las cuáles los títulos y etiquetas en las relaciones sentimentales les desagradan, soy una liberal más…intentando lidiar con lo que quiero y de pronto ya no quiero, con la incertidumbre y las frustraciones de amores que no funcionaron.
Desde el comienzo de éste film pude verme en sus minutos, los flashbacks mostrados a través de filmaciones turbias del pasado bordeados en redondo me transportaron inmediatamente a mis fotografías…más precisamente una de las últimas escenas en las cuáles una niña sopla un diente de león.
La escena de Tom marchándose del departamento de Summer luego de estar juntos…me hizo explotar en una carcajada tras recordar un momento de mi vida que pareció ser una copia de esa sonrisa pícara de Tom, de ese mundo maravilloso que se plasmó a su alrededor cuando todo era felicidad…pero admito que el baile del final me pareció demasiado exagerado y le quitó un poco la magia a mi identificación con el momento anterior.
Pero la personalidad de Summer…sus ideas acerca del amor, eso de no querer ponerse de novia, su propio mundo construido en su departamento, su pared difícil de atravesar, su manera de vestirse…me hicieron sentir una “Summer más” (aunque obviamente no así de bonita como la actriz, me refiero a su personalidad), pero realmente cuando pude sentir la sensación de Tom entrando al “mundo” de Summer…cuando ella le permitió entrar a su departamento (metáfora obvia: le estaba dando un lugar más especial en su vida, él había llegado un poco más lejos que “cualquiera”) me quedé muy impactada porque es eso lo que siempre quise: tener un departamento al cuál las personas que me conocen puedan entrar y decir: acá no puede vivir otra persona del mundo más que ella, todo me habla de ella, todo tiene su nombre. Y he aquí yo frustrada por no poder el departamento que habita en mis sueños.
Hubo muchas escenas además de las mencionadas que me gustaron mucho, otro de los aspectos que realmente me identificó fue la manera en que Summer y Tom se conocieron…la historia tuvo su raíz en una coincidencia, en una banda que a ambos les gustaba: The Smiths. Summer tarareó una canción de dicha banda luego de ver que Tom estaba oyéndola en sus auriculares. Creo que esa fue la escena de la película que más me llegó, porque desde hace muchos años mis relaciones siempre comienzan por el mismo camino: el de la música. Es una constante cada vez que me fijo en alguien, es casi imposible que me atraiga alguien a quien la música no le atraviese su vida cómo lo hace en la mía.
Tres aspectos que me identificaron con Tom sucedieron cuando la relación comenzaba a tambalearse: cuando Tom se marcha del departamento de Summer frustrado porque la realidad no ha coincidido con sus expectativas se puede observar rápidamente una pareja que pasa caminando a su lado antes de que la ciudad comience a teñirse de gris hasta difuminarse por completo mientras la figura de Tom se encuentra inmersa en una soledad que se nos presente como terrible. La cuestión de esa pareja ante la cuál Tom repara su visión me recordó a una teoría que vengo formulando desde hace tiempo: cuando el amor está ausente en nuestras vidas, lo vemos en todos lados. Claramente minutos después esto es reforzado cuando Tom baja de su departamento en bata (muy demacrado como yo en mis peores crisis, juro que una vez llegué a ir a un supermercado en pijama y abrigo) a comprar golosinas y alcohol y se cruza a una pareja y les pide que por favor vayan a un hotel. Pero casi me quedo boquiabierta cuando Tom (cuestionándose todo el tiempo ¿Qué somos?) le recrimina que no son amigos, que los besos en la fotocopiadora (¿besos en un ascensor?), ir tomados de la mano por Ikea (¿ir tomados de la mano por Rosario?) y el sexo en la ducha no son cosas que ella haga con todos sus amigos…bueno: eso ya fue demasiado, me dieron ganas de ir a pegarle al director por darme un golpe tan bajo y recordarme tan específicamente mi última historia frustrada.
Otro gran punto a favor es la banda sonora, me pareció muy acorde a cada escena marcando claramente las diferentes etapas de la relación. Particularmente la escena en el coche con Carla Bruni de fondo me transmitió una agradable sensación de nostalgia.
La música siguió siendo una constante, especialmente mi querido Ringo Star, el beatle preferido de Summer por pura rebeldía. Otra referencia musical fue la comparación de la pareja con Syd Vicious y Nancy…obviamente: Tom era Nancy, o la escena en el colectivo urbano cuando Tom escuchaba una canción que le recordaba a Summer y de repente grita a toda voz: ¡odio ésta canción!
No voy a negar que el final me decepcionó, hubiese preferido que finalizara cuando Summer se marchaba después de la última conversación en aquel banco del parque...dejándome con la intriga de un después incierto, pero me encantó que la película no repita la “típica historia de amor hollywoodense”.
El retorno de una nueva coincidencia me hizo pensar que mi destino quizás pueda ser repetir y repetir una y otra vez el mismo tipo de historias…pero debido a todas las identificaciones que pude encontrar entre mi vida y muchas escenas de la película, también debo admitir que la disfruté lo suficiente como para quedarme pensando por largo rato…en que definitivamente ninguna relación es perfecta y en que definitivamente no existe la persona ideal ni el amor entendido platónicamente. Pero entonces… ¿cuál es el tipo de amor que existe, cuál es la forma que hay que saber darle para que funcione y el tiempo no lo eche a perder?




“Solo porque a una chica le gusten las mismas cosas bizarras que a ti, no significa que sea tu alma gemela”

“Deberías escribir un libro. Henry Miller dijo que la mejor manera de olvidar una mujer es transformarla en literatura.”

“Hay muchas cosas bonitas acá. Me gustaría que la gente les prestara atención…”




“Para Tom Hansen ésta fue la noche en la que todo cambió. La pared en la que Summer se escondía. La pared de la distancia, del espacio, de lo casual…esa pared caía lentamente. Aquí estaba Tom. En su mundo. Un lugar que pocos estaban invitados a ver con sus propios ojos. Y aquí estaba Summer, queriéndolo a él y a nadie más. Mientras la escuchaba, Tom se dio cuenta de que esas historias no siempre las contaba. Es algo que tuvo que ganarse. El pudo sentir la pared cayéndose, se preguntaba si alguien más había llegado tan lejos.”




- Sólo somos amig...
- No, no me digas eso. Ni siquiera lo intentes, no es así como tratas a tus amigos. Besos en la sala de fotocopiadora, tomados de la mano en Ikea, sexo en la ducha… ¡amigos las pelotas!
- Me gustas Tom…simplemente no quiero una relación.




“Robin es mejor que la mujer de mis sueños. Ella es real.”

“Tom caminó hacia su departamento intoxicado por la promesa de la noche. Él creía que ésta vez sus expectativas se alinearían con la realidad.”

“Estas tarjetas, las películas y las canciones tienen la culpa de todas estas mentiras, de los corazones rotos…de todo. Somos responsables. Yo soy responsable. Lo que hacemos aquí está mal. La gente debe ser capaz de decir cómo se sienten. Cómo se sienten de verdad…no…palabras que un extraño pone en su boca. Palabras como amor…no significan nada. Lo siento. Renuncio. Ya hay demasiada mierda en el mundo sin mi ayuda.”




“Escucha Tom. Se que piensas que era la única, pero estás equivocado. Solo recuerdas las cosas buenas. La próxima vez que mires hacia atrás…yo…creo que deberías revisarlo bien.”

“¿Alguna vez haz hecho esto? ¿Haz pensando hacia atrás todo el tiempo tratando de encontrar en tu mente una y otra vez los primeros signos del problema?”

“¿Sabes lo que apesta? Darte cuenta de que todo lo que creías es una mentira, apesta. Ya sabes…el destino, almas gemelas, el amor verdadero…y todos los cuentos de hadas para niños.”

“Si Tom aprendió algo es que no se le puede atribuir un significado cósmico a un simple evento. Coincidencia. Eso es lo que es. Nada más que una coincidencia.”






4 comentarios:

  1. A mi me gustó el final... No quiero decir acá por qué, porque si lo lee alguien que no vió la película le arruino todo. Pero me pareció original.
    Y es... muy para identificarse. jajajaja
    Vergonzosamente, a veces. Con bronca, otras.

    ResponderEliminar
  2. Hola Val!
    Buen Blog el tuyo, me siento muy cómoda en este lugar, jaja! Justo estaba online cuando me cayeron tus comentarios.

    Hace poco vi esta peli, y es tal cual lo pintas en tu comentario, salvo que el personaje de Summer me termina cayendo profundamente mal porque le rompe el corazón al pobre de Tom. Yo me sentí medio Tom con los juegos de Summer donde bailan en la fiesta... me identifiqué con él. Está buena la vuelta de tuerca que hacen sobre el personaje de ella, que en una "típica película hollywoodense" nunca hubiera terminado siendo la hdep que lo deja por otro con quien para colmo se casa.
    Me gusta Tom, él es un soñador que sabe que el amor está ahí afuera pero que no lo ha encontrado todavía. Me gusta cómo vive el amor con Summer, me gusta tu falta de cinismo, su nada de frivolidad.
    La fotografía de la película es impresionante. Y me encantan ellos dos cuando están juntos.

    Un saludo!

    Juli

    ResponderEliminar
  3. Jamás en mi vida imaginé estar escribiéndole a alguien que no conozco....la verdad es que llegué a tu blog tratando de encontrar aquellas mismas frases que elegiste de la película 500 Days of Summer...pero terminé identificándome con cada una de tus publicaciones....cuando leí Aristimuño me pareció gracioso que además compartiéramos la pasión por Lisandro....y no hace falta describirte lo que sentí cuando leí tu nota sobre Damien Rice...ni hablar de la canción I REMEMBER, tan recurrente en mi mp3, como esos artistas....qué puedo decir de Serú Giran, Spinetta.....y sobretodo, la carrera que actualmente estoy cursando...como imaginarás...Psicología...Bueno....no robo más tiempo...simplemente quise detallar las coincidencias para contarte que pienso visitar tu página muuuy a menudo...ya que me he visto bastante reflejada en la mayoría de tus palabras...de más está decirte que es genial lo que hiciste con tu blog!! Saludos...Ara

    ResponderEliminar
  4. Vine aquí intentando buscar comentarios sobre esta peli que sin duda me causo un gran daño mental y vaya cosa con la que me encuentro. Buenisimo blog y post. Me he identificado mucho con tus palabras.

    ResponderEliminar

Speak to me...