domingo, 28 de febrero de 2010

Time

No volveré a tragarme las palabras que antes escribía por sentirme juzgada por los que nunca se sienten mal. Afortunados serán aquellos, porque yo no pude aprender a dominar el sentimiento, y menos si es domingo, y menos si es de noche. Porque todos alguna vez necesitamos hacerlo, porque todos alguna vez necesitamos llorar. Porque más lo necesitamos los que nos tragamos las lágrimas y nunca, jamás, acudimos a alguien más. Porque más lo necesitamos quiénes nos consolamos y nos curamos solos. Y porque para renacer yo necesito tocar fondo, y porque para vivir a veces necesito morir…por más absurdo que pueda parecer. Porque el café y la nicotina me han quitado el sueño y el Dark Side Of The Moon en mi vida funciona como una droga que a veces me hace feliz y otras veces me hunde al abismo de los pensamientos que no tienen fin. Porque todos necesitamos llorar alguna vez. Porque a veces necesito materializar en lágrimas todo lo que día a día me voy guardando adentro. Porque a veces me consuelo abrazando a mi almohada o reduciéndome a la insignificancia acurrucándome en mí misma. Porque a veces necesito morderme la piel para no estallar gritando. Porque a veces necesito desarmar toda la cama después de dar mil vueltas hasta que mis pensamientos pueden con mi cordura y las lagrimas se funden con la melodía nostálgica de Time que me recuerda lo efímero que es el tiempo, que el pasado ya está muerto, que lo que perdí es irrecuperable…y que lo que viene me da miedo.

La Rupture


Windows, doors, walls and carpets, chairs, tables and flowers, bread, wine,
butter and jam, fries, meat, beans and all spices.

I've lost the taste of these things for two weeks now.
I'm just waiting for a cup of dirty snow.



Airports, railroad stations, highways, streets and foggy lines.
traffic, lights, cars and planes, boats, bicycles and walkers.

Now I'm wondering, blind, in the city.
I'm surrounded by towers, made of dirty snow.

Faces, ears and bellies, backsides, legs, fingers and feet.
Sweat, tears, dripping bodies, parties, someone is fucked up.

Now I'm quiet in this snow, snowy country.
I'm hanging on until I am old, just older than now




(Yann Tiersen & Claire Pichet, La Rupture)

viernes, 26 de febrero de 2010

The Elephant Man


Hoy ya no tenía ganas de estudiar…hoy extrañaba el cine y la lluvia detrás de mi ventana se prestaba para apagar las luces, pedirle a mamá un café y tener mi segunda cita con David Linch. Sabía que iba por buen rumbo eligiendo The Elephant Man porque posee similitudes con el único film de David que había visto hasta el momento: Eraserhead.
Nuevamente nos volvemos a encontrar con esa misma ambientación industrial y esos sonidos e imágenes que nos remontan directamente a las grandes fábricas. En este caso, el ambiente industrial también se amolda perfectamente al blanco y negro de la filmación, como así también conforma una sintonía con el surrealismo de ciertas escenas oníricas que aquí vuelven a hacerse presentes.

Pero lo que más llama la atención de esta película rodada en 1980 es su argumento, ya que está basada en la vida real de Joseph Merrick, un hombre con tremendas malformaciones físicas.
Si bien la historia real fue mucho más dura de lo que se plantea en la película, ambos relatos nos muestran cómo Merrick pudo iluminar los últimos años de su vida gracias a la bondad de un médico (Frederick Treves en la realidad) que lo atendió y le brindó un hogar en uno de los hospitales londinenses.
Lo más curioso del caso de Joseph es que pese a sus deformaciones físicas era una persona sumamente sensible, culta e inteligente. Luego de ser hospedado en el hospital su vida social comenzó a tomar otro matiz y llegó incluso a entrevistarse con Alexandra, la Princesa de Gales y con el Duque de Cambridge. Y no sólo eso: Merrick sabía leer y escribir (atributos que no todos poseían en aquellos fines del 1880). Le agradaba leer a Jane Austen y poseía un gran manejo del lenguaje, cómo así también se las ingenió para construir con su única mano útil una maqueta de la Iglesia que veía desde su habitación en el hospital.

Volviendo a la película, realmente me encantó y me emocionó muchísimo, a tal punto de llegar a lagrimear en alguna que otra parte. También me hizo pensar en el reduccionista concepto de belleza que adoptamos en nuestra actualidad, en la superficialidad que inunda muchas mentes y en lo mucho que les cuesta a gran parte de las personas ver con los ojos del alma y saber observar hacia el interior, hacia lo esencial, aquello invisible a los ojos como alguna vez dijo el Principito.

Qué lindo es saberse parte de aquellas personas que poseemos un amplio sentido de la belleza y sabemos mirar hacia la profundidad del alma. Pero qué indignación siento cuando noto a mi alrededor la mediocridad de mentes que no sólo no saben mirar hacia adentro, cuestión que me resultaría indiferente si al menos no derivara en fines tan atroces, sino que también se jactan de herir a los demás. Ayer encontré un grupo en Facebook con más de cien mil fans en dónde se suben fotografías de mujeres para denigrarlas y burlarse de ellas por considerarlas “negras y feas”. ¿Pueden creer tal idiotez? Pues sí, cómo no creerlo, la estupidez humana escapa a los límites de la mensura.

Y más triste resulta pensar en lo que debió haber sido la vida de este hombre, siendo maltratado, discriminado y maliciosamente burlado a lo largo de muchos años de su vida. Hay una escena que me dejó pensando y es cuando el director del hospital le pregunta al médico que atendía a John (Joseph) si puede imaginarse la vida que debió llevar. El médico le contesta que cree que sí…y el director le dice que no, que no le cree y que no cree que ninguno pueda hacerlo. Esto me recordó a lo que el espíritu filosófico naciente de mi hermanita me confesó una tarde del verano pasado: “Yo creo que nadie puede ponerse en el lugar de nadie”. Durante meses y hasta el día de hoy me quedé pensando en la profundidad de esa frase que desde su inocencia y sus pre-sufrimientos adolescentes me dirigió aquel día. Y yo creo que ella tiene razón, creo que nadie es capaz de ponerse totalmente en la piel de nadie, porque cada ser posee una subjetividad que caracteriza cada una de sus acciones, pensamientos y así también…sufrimientos. Podemos compadecernos, pero nunca captaremos la esencia de los dolores ajenos. Por eso es que creo firmemente que debemos pensar dos veces antes de hablar y herir a alguien. A veces hasta las palabras que a nosotros nos parecen inofensivas suelen herir las sensibilidades ajenas. Esto me recuerda a unas ideas que formulé muy pobremente hace un año y medio que dejé a la deriva, pero ya no vienen al caso y me estoy yendo del hilo.

Otra escena memorable es en la cuál John está construyendo la maqueta de la Iglesia mientras observa por la ventana la única parte de ésta que alcanza a ver ya que está cubierta por edificios. Conversando con una de sus visitantes le dice: “Debo depender de mi imaginación de aquello que no puedo ver”. Me pareció una frase muy profunda porque va más allá de lo que pueda o no pueda llegar a “ver” sino también de lo que pueda o no llegar a vivir. Debe imaginar lo que es ser besado por una mujer, debe imaginar lo que es caminar sin ser observado constantemente, debe imaginar todas aquellas cosas que su condición no le permiten hacer y quizás por eso se refugia en su imaginación o en sus lecturas…

En fin, un ejemplo de vida. Una historia real, conmovedora y aleccionante, y una película que estuvo a la altura de las circunstancias y me resultó muy interesante.



Información Adicional:

- La Increíble Enfermedad de Joseph Merrick
- Dejo los links del cortometraje "El Circo de la Mariposa", porque si bien no tiene relación directa con ésta historia de alguna manera ver esta película me recordó a este video que vi tiempo atrás. (Parte 1 + Parte 2).

lunes, 22 de febrero de 2010

Los Hermanos Karamazov


¿Alguna vez se quedaron tan deslumbrados ante una obra de arte que las palabras se les esfumaron y del asombro sintieron que nada de lo que podrían decir estaría a la altura de poder expresar sus verdaderos sentimientos? Porque es así cómo me siento…no me salen las palabras y temo que todo lo que pudiera llegar a decir jamás estaría a la altura de las circunstancias.
Fue el mismísimo Nietzsche quién lo dijo: “Dostoievski, el único psicólogo, por cierto, del cual se podía aprender algo, es uno de los accidentes más felices de mi vida, más incluso que el descubrimiento de Stendhal”. También fueron Sigmund Freud y Franz Kafka fuertemente influenciados por la literatura de este novelista ruso del siglo XIX. ¡Y la lista sigue hacia referencias insospechables!
La filosofía, la psicología y la literatura del siglo XX llevan inscriptas las huellas permanentes de este escritor. ¿Y qué podría añadir yo después de que los hechos hablaran por sí solos? Tan solo puedo quedarme en silencio…con un agradable gusto de placer en la boca…habiendo degustado en tan solo un fin de semana los tres cuartos que me faltaban de las más de 750 páginas de Los Hermanos Karamazov, su obra más aclamada, una de las cimas más elevadas de la literatura universal.
Tercer obra de gran referencia para el Psicoanálisis tras Edipo Rey y Hamlet, siendo posteriormente analizada por Freud por sus grandes matices edípicos sirviéndole como una nueva base a sus teorías. Quién haya leído a Nietzsche y posteriormente a Dostoievski verá claramente como el primero fue influenciado por este gran maestro y me veo obligada a ratificar lo que Nietzsche luego expresó: Dostoievski logra escabullirse en el psiquismo humano de una manera sumamente palpable…llegando incluso a los rincones más recónditos del inconsciente.
Los Hermanos Karamazov no describe solo la historia de un parricidio. Los Hermanos Karamazov se sumerge en un sin fin de cuestiones abarcando matices inconmensurables. Arrastra en sus páginas una lucha constante entre el bien y el mal, cada personaje puede ser asombrosamente asimilado por el lector debido a las perfectas descripciones que hace el autor, debido a cómo logra uno penetrar en lo más profundo de esas diversas mentes expuestas en el libro de una manera increíble, ahondando en sus pensamientos más profundos y oscuros como así también en los más nobles y humanísticos. Luchas constantes de diferentes fuerzas que pujan por salir, luchas constantes entre el amor, el deseo, la pasión, los celos, el odio, sentimientos parentales, la moral, la política, la religión…e incontables temáticas más que son abordadas claramente a lo largo de la novela.
Este libro es hijo de una Rusia acalorada en una agitación a nivel social y política que se esconde en el trasfondo de la novela….en dónde uno es capaz de asimilarse en la piel de los personajes y reírse con ellos e incluso también llorar. Porque este libro no solo me ha retorcido la cabeza pensando, también me ha hecho reír…y también me ha hecho llorar.
No puedo escribir más nada porque el silencio habla por mí. Nada de lo que pudiera llegar a escribir estaría a la altura de la inmensa admiración que siento en este momento ante una obra de tan elevado calibre. ¡Todas las referencias que en este último tiempo me han llevado a Dostoievski tenían su razón de ser! Estoy terriblemente ansiosa por leer más. Y si alguien ha leído estas palabras y aún no conoce esta obra les aseguro que si son amantes de la buena literatura…no deben dejarse estar. Sería agradable que el placer que siento en este momento lo pueda compartir con alguien más.

sábado, 20 de febrero de 2010

Un boleto a Francia



¿Usted quiere cerrar los ojos y encontrarse en Europa?


Pues entonces debe escuchar a Yann Tiersen.


Aquello que me diste


Cuesta tanto encontrar una persona que nos parezca realmente interesante y más cuesta hoy en día hacer perdurar una relación tras años…años y años. Pero nosotros lo logramos. Superamos obstáculos, sufrimos alguna que otra distancia…pero siempre regresamos. El uno al otro tal cual aquel 2004, o aquel 2006…aunque de una manera mucho más especial, más íntima e ideal. El tiempo volvió a alejarnos pero nos reunió una vez más. Y que orgullo poder afirmar que gracias a vos se que existe la amistad, estos tantos años de experiencia nos lo han demostrado. Se que si alguna vez me siento completamente sola…te recordaré y sabré que no lo estoy. Porque con vos me atrevo a afirmar algo que no sé si alguna vez a alguien se lo he dicho, voy a expresar una palabra sumamente importante y elevada: incondicionalidad. Nos definió, nos define…y espero que nos defina desde ayer hasta el final. Sos una de las personas más importantes de mi vida y algo me dice que siempre lo serás. Este querer hacia vos no tiene barreras, distancias ni falsedades, este querer es una de las cosas más sinceras, reales y hermosas que sentí en mi vida.

Simplemente, gracias.

viernes, 19 de febrero de 2010

A place to be ♪

Cierro los ojos y me lo imagino todo. Tiempo al tiempo cada detalle irá teniendo lugar en su respectivo momento. Detalle tras detalle, acariciándolos, para que cada uno de ellos pueda hablar por lo que soy.
La música tendrá que ocupar un lugar esencial, mis artistas preferidos decorarán esas blancas paredes sutilmente. Y todo siempre deberá permanecer pulcro y limpio. Esta vez las reglas las pongo yo. Mi independencia me pertenece y que hermoso será no estar sujeta a nada. Basta de horarios que no compatibilicen conmigo, basta de costumbres que nunca serán las mías.
No sé si estará ordenado a vistas ajenas, quizás más bien esté un poco desordenado subjetivamente dentro de un orden que mis ojos si podrán constatar, ya que muchos libros no podrán tener un lugar fijo…y seguramente estarán desparramados por toda la habitación, como quizás también algunos discos.
Puedo verlo todo hecho realidad, puedo ver mis fotografías en la pared y con el tiempo puedo ver una Reflex dando vueltas arriba de la mesa. ¡Tendré que decorar cajas o comprar amplias repisas para poner todos los apuntes y biblioratos de la facultad! ¿De qué color será mi acolchado? Aún tengo que pensarlo, tengo tantas ideas dando vueltas en mi mente que es preciso anotarlas para no olvidarme de ninguna.
Tiempo al tiempo, todo detalle irá tomando forma, la forma que siempre quise, la forma de mi personalidad, los detalles hablarán por mí. No hará falta aclarar que ese es mi lugar y que mi alma se encuentra en cada mínimo espacio. Tiempo al tiempo.
¡Pero estoy tan ansiosa que no puedo dejar de proyectar! En la cocina los detalles tampoco podrán faltar. Mis hermosas tazas deberán ocupar un lugar principal. El juego de té de porcelana que les robé a papá y mamá bien guardado deberá estar.
Mi hornito para las esencias, mis velas y fragancias deberán darle al lugar un sentimiento acogedor y un perfume que lo caracterice. ¡Por fin podré trasladar mi teclado y comenzar a tomar clases en mí querida Rosario! Y ya sueño con conseguir de una buena vez el tocadiscos que hace tiempo estoy buscando, ese será uno de los detalles más lindos de la habitación y por fin podré estrenar el vinilo de los Beatles que compré hace ya buen rato.
El estilo de decoración será retro, de eso si que ya no hay vuelta atrás. Y con el tiempo todo irá tomando su forma. Al principio quizás queden espacios vacíos, pero con el tiempo todo irá ocupando su lugar.
¡Por fin podré estrenar el atril que me hizo papá! Su lugar será el balcón, ya que no da a la calle si no a la parte de atrás, entonces podré dibujar y pintar sintiéndome a gusto dentro de mi propia privacidad.
Privacidad, privacidad…dos años te estuve extrañando y por fin te siento cerca una vez más. Soledad, mí querida soledad…solo nos cruzaremos con gente cuando tengamos ganas de conversar…quizás también querer, quizás también soñar. Siete años esperando este momento, ahora es tiempo de disfrutar.

jueves, 18 de febrero de 2010

Todas las hojas son del viento


Cuida bien al niño
Cuida bien su mente
Dale el sol de Enero
Dale un vientre blanco
Dale tibia leche de tu cuerpo


Todas las hojas son del viento
ya que él las mueve hasta en la muerte
Todas las hojas son del viento
menos la luz del sol


Hoy que un hijo hiciste
Cambia ya tu mente
Cuídalo de drogas
nunca lo reprimas
Dale el áurea misma de tu sexo

(Pescado Rabioso, Artaud, 1973)

miércoles, 17 de febrero de 2010

Buzón del Tiempo



Recuerdo perfectamente la mañana en que compré y comencé a leer Buzón del Tiempo de Benedetti. Recuerdo esa mañana porque había sido hermosa. Sin dormir demasiado alguien se había despertado conmigo. Le hice un café y esperé a que se vaya a trabajar y después salí a caminar.
Esa persona ya casi no forma parte de mi vida, está guardada en mi buzón del tiempo y de vez en cuando renacen en mi mente mientras sonrío algunos de nuestros recuerdos.
Recuerdo aquella mañana de Agosto porque fue hermosa, porque caminé hasta la librería y después me fui a leer a uno de mis bares preferidos. Recuerdo que Rosario se parecía a Europa y que Mario se llevaba bien con aquel barcito por la Laprida.
Hoy esa mañana también forma parte de mi buzón del tiempo, en dónde están bien guardados todos mis recuerdos, en dónde también están guardados todos esos cuentos, junto a la ternura conmovedora de Benedetti y todas las emociones que en sus páginas pude ir descubriendo. Páginas que hablan de todo tipo de nostalgia, de amores perdidos y cartas sin destinatarios, de ayeres y partidas, de idas y venidas…




Cuando estás en el filo de lo oscuro
y le rindes honor desde tus huesos
cuando el alma purísima del ocio
pide socorro al universo inútil
cuando subes y bajas del dolor
mostrando cicatrices de hace tiempo
cuando en tu ventanal está el otoño
aún no te despidas/ todo es nada/
son señales de humo/ apenas eso




tu mirada de viaje o de desiertos
se vuelve un manantial indescifrable
y el silencio/ tu miedo más valiente/
se va con los delfines de la noche
o con los pajaritos de la aurora/
de todo quedan huellas/ pistas/ trazas
muescas/ indicios/ signos/ apariencias
pero no te preocupes/ todo es nada
son señales de humo/ apenas eso




no obstante en esas claves se condensa
una vieja dulzura atormentada
el vuelo de las hojas que pasaron
la nube que es de ámbar o algodón
el amor que carece de palabras
los barros del recuerdo/ la lujuria/
o sea que los signos en el aire
son señales de humo/ pero el humo
lleva consigo un corazón de fuego


(Señales de Humo, Buzón del Tiempo, Mario Benedetti)

Hamlet


Hoy me puse a hojear libros que leí hace unos cuántos años atrás y me volví a encontrar con uno de mis preferidos: Hamlet, una de las obras más importantes de la cultura occidental, interpretada cientos y cientos de veces, plasmada en cine, en arte, en filosofía, psicología…y totalmente inquietante para cualquier persona que la haya leído y se haya detenido a pensarla.
Obras que generan inspiración eterna, eso es lo que define a Shakespeare y lo que lo inmortaliza. Hamlet, segunda obra interpretada psicoanalíticamente como edípica tras el Edipo Rey de Sófocles.
Recuerdo perfectamente aquel verano del 2007 y mis rituales específicos de las tardes de febrero. Rituales que incluían una combinación de factores detalladamente organizados para mi deleite: un té de algún sabor especial (preferentemente de frutilla), un sahumerio con perfume de frutilla si el té era de frutilla, de naranja si el té era de naranja…y así dependiendo de la ocasión. En mis parlantes música clásica, preferentemente Beethoven. Y como condimento esencial para el éxtasis mental: obras de Shakespeare ante mis ojos.
¡Cómo olvidarme de Hamlet! No sé cuántas veces en mi vida he leído ya el famoso monólogo “To be or not to be”. Es que Hamlet es la duda, duda que no solo se extiende a vacilar ante concretar la venganza por su padre o no, duda que se extiende sobre su propia existencia al confesarnos el temor que lo acecha por la incertidumbre que le genera un más allá y los tormentos que puedan acontecerle si se decide por un suicidio.
La breve pregunta “ser o no ser” esconde una filosofía interna que roza el existencialismo. Ser en cuanto a vida como acción, no ser en cuanto a muerte e inacción. ¿Pero que habrá después? Se pregunta dubitativo el joven príncipe…rozando ya matices religiosos. ¿Ser o no ser? ¿Somos quiénes somos o somos meras apariencias, ficciones, personajes teatrales que se esconden detrás de diferentes máscaras? ¿Ser o fingir? ¿Vivir o morir? ¿Hamlet estaba loco o solo lo fingía? ¿De tanto fingirlo termina siéndolo? ¿Despreciaba a Ofelia o la quería?
Hamlet no deja de dudar. Y este dudar y pensar y pensar hace que sus acciones sean inhibidas hasta que la tragedia se desborda sobre sí misma finalizando en un caos para que la muerte se convierta en un personaje principal.


“Ser o no ser, he ahí el dilema. ¿Qué es más noble al espíritu, sufrir golpes y dardos de la airada suerte, o tomar armas contra un mar de angustias y darles fin luchando? Morir; dormir; no más; y con un sueño dar fin a la congoja y sobresaltos que la carne heredó, consumación que se ha de desear. Morir, dormir, dormir, tal vez soñar: ese es el caso: porque el pensar que sueños trae la muerte ya desprendidos del mortal estorbo nos ha de contener. Ese respeto larga existencia presta a mi fortuna pues ¿quién sufriera el azotar del mundo o al opresor, la afrenta del soberbio, la hiel del huido amor, la tarda ley, la insolencia del cargo y los desprecios que al mérito le ofrece el hombre indigno, cuando por sí se diera su descanso con un simple estilete? ¿Quién querría lamentarse y sudar toda una vida, sin el temor de algo tras la muerte, esa ignota región de cuyos límites ninguno vuelve, que turba la mente, y nos hace soportar los males ciertos y no volar a otros ignorados? La conciencia nos vuelve así cobardes y así el matiz de la resolución desmaya el suave tinte de la idea y las empresas de rigor y empeño, ante el temor, su curso tuercen pronto, y dejan de tener nombre de acción...”

martes, 16 de febrero de 2010

Autumn Leaves



Le escribo al amor que no tengo porque nunca lo tuve y nunca lo perdí.
Le escribo al amor que mi alma dibuja y mis ojos proyectan,




Al amor que danza con las hojas otoñales que aún no han llegado.
Que se encuentra en tazas de café y abrigos de invierno.




Que toca el piano mientras escribo y me observa mientras duermo.
Le escribo al amor que no existe para ver si algún día puedo crearlo.

Costumbres extrañas

Consuelo me envió una invitación para escribir cinco hábitos extraños así que para continuar con el juego decidí escribir los primeros que se me han ocurrido:

1) Hace aproximadamente dos años no sé lo que es el aburrimiento. Nunca me aburro porque siempre encuentro algo para hacer y la mayoría de los días quisiera haber hecho más cosas. Este verano solo recuerdo haberme aburrido dos veces y la causa fue el calor insoportable que no me dejaba ni dormir.

2) En verano vivo prácticamente de noche manteniéndome despierta a veces hasta el mediodía para que después cuando me levante falten poquitas horas para que sea de noche de nuevo. Soy esclava de la oscuridad y muchas veces también de la soledad y las disfruto como un placer maravilloso.

3) Soy bastante impulsiva. En el 2008 me robaron una mochila por los alrededores de la Ciudad Universitaria y en el momento de pánico no se me ocurrió otra cosa más que salir corriendo y pasar por debajo de un alambrado roto para perseguir al ladrón hasta una villa. Lo perdí de vista, me perdí, corrí gritando y llorando mientras nadie me daba pelota hasta que me encontré con el mismo alambrado pero desde otro ángulo por lo tanto tuve que gritarles a unos chicos que estaban jugando al fútbol en una de las canchas de la Siberia (Ciudad Universitaria) para que vayan a forzarlo y así poder salir.

4) No soporto que me priven de mi soledad cuando estoy tranquila y mucho menos que invadan mi privacidad. El mes pasado me pasó algo extremo. Cuando el tartamudo (a mi manera de verlo parece un psicópata) del 2do B del edificio en el cual yo vivía (me fui en parte por este accidente) se tiró a mi patio y se metió como si fuera su casa por la cocina de mi departamento lo saqué gritándole, le dije que se vaya por dónde había entrado y antes de llamar a mi papá para que contacte a alguien de la inmobiliaria para que vayan a sacarlo, cerré con llave la puerta de la cocina y me quedé tranquilita terminando de ver la película que estaba mirando dejándolo carcomiéndose bajo el sol en el patio.

5) Hace unos cuántos años desarrollé aún no sé cómo (quizás por ser muy detallista) la capacidad de poder predecir correctamente el futuro de mis relaciones con las personas que voy conociendo. Se de antemano fichar una persona interesante y que por ende seguirá formando parte de mi entorno y también sé desde el primer momento de quiénes me alejaré o quiénes se alejarán con el transcurrir de los días por decepción o por falta de compatibilidad. Por ahora mis predicciones jamás han fallado.

Les choses de la vie



- ¿Si?
- Un té para el alma, por favor.
- ¿Azúcar?
- Para sanar las heridas, gracias.
- ¿Algo más?
- Una compañía, una compañía que acompañe.

lunes, 15 de febrero de 2010

Creation


Si bien es cierto que las teorías de Darwin han tenido sus baches y ciertas de sus aristas han sido reformuladas y otras quizás en algún futuro sean refutadas, lo innegable es la gran repercusión que la teoría de la Evolución ha tenido desde su aparición, entrando en puja con uno de los mayores sistemas establecidos durante toda la Edad Media: el Cristianismo y su poderosa sede La Iglesia.
Sabemos que en la época de Darwin aún se desconocían los estudios sobre genética y no fue sino hasta que los estudios del monje Mendel fueron sacados a luz que la teoría darwiniana comenzó a complementarse y ciertos puntos reformularse…como al mismo tiempo la interminable puja entre la religión y la ciencia no hacía más que enfrentar tanto a posturas como a personas.
Es esta puja la que se ve claramente reflejada en la película Creation, presentada el pasado setiembre de la mano de Paul Bettany, quien hace hincapié más que nada en el gran conflicto interno que acechaba a Darwin desde los comienzos de la formulación de sus teorías.
Si uno espera ver las travesías en el Beagle saldrá decepcionado, ya que esta película nos muestra más que nada la relación de Darwin con su seno familiar, mas específicamente con su esposa. Aquí se nos figura a un hombre de familia quien comenzó a perder sus creencias no solo influenciado por las ideas de su abuelo Erasmus sino fuertemente dolido tras la muerte de su hija. Según la recreación histórica de Bettany, Darwin dudaba incesantemente en tomar la decisión de publicar su obra ya que no solo se veía atormentado por el gran espíritu religioso de su esposa sino que se venía venir las controversias ante las cuáles se vería expuesto. Controversias que hasta el día de hoy siguen vigentes y que sin lugar a dudas dieron lugar a que Darwin sea considerado una figura que tuvo el valor de dar a luz sus investigaciones constituyendo de esta manera una nueva revolución copernicana y abriendo lugar a una de las tres grandes heridas narcisistas sufridas en la historia de la humanidad.
Humanidad ante la cuál la idea de un Dios todopoderoso comienza a tambalear sobre sus propias fisuras para que unos años después Nietzsche sea el encargado de juntar el valor suficiente para sentenciar de una buena vez la muerte de toda creencia hacia un más allá.
No es mi intención ofender a los religiosos con mis palabras ni creo dogmáticamente en las teorías evolucionistas como si fuesen verdades absolutas. Tampoco dejo de lado las atrocidades que posteriormente tuvieron lugar cuando el nazismo utilizó como fuente ideológica dichas ideas. Aunque si voy a hablar de atrocidades…podría enumerar una lista casi infinita que se han cometido en nombre de la Iglesia. Simplemente dejo en claro mi fuerte agnosticismo y mi elección hacia esta vida, hacia este mundo terrenal del cual hoy formo parte sin interesarme en ningún tipo de promesas eternas de un mundo celestial.

"La cara de la naturaleza puede ser comparada con una superficie...con diez mil cuñas astutas unidas juntas y llevadas al interior por incesantes golpes. A veces una cuña será golpeada y luego otra con gran fuerza.
La mente no está preparada para comprender el concepto...hace un millón de años. No puede sumar y percibir todos los efectos de muchas pequeñas variaciones. Nos olvidamos de que los pájaros que cantan ociosos a nuestro alrededor o sus huevos o sus crías son destruidos por las aves y bestias de caza. Así, durante decenas de miles de generaciones se han acumulado pequeñas variaciones. Los órganos cambian su propia función. El órgano sexual femenino se convierte en una glándula de cemento. Los miembros se convierten en tentáculos ciegos o desaparecen. Lo que antes era una criatura que nadaba libre se encuentra ahora pegada a una roca, buscando a ciegas el alimento."

"- El Señor se mueve por caminos misteriosos.
- Si, lo hace, ¿verdad? Sabes, comentaba el otro día...cómo Él nos ha dado todo en Su bendita generosidad...con no una, sino con 900 especies de gusano intestinal, cada una con su propia manera de infiltrarse en la mucosa y hacerse paso a través del torrente sanguíneo. Y en el amor que deposita en las mariposas mediante la invención de una avispa que pone sus huevos dentro de la carne viva de las orugas…"

domingo, 14 de febrero de 2010

Y tu razón de querer volar


Hoy vienen por mi, Green lover,
hoy hablan de mi, Green lover, corre!
Ve lejos de mí, sin culpa,
yo voy a parir con mis libros puestos


Llevo valor, llevo juventud,
llevo mi fe en volver, amor,
llevo cartas que nunca te di,
llevo la luz que nos despertó,


llevo discos de los Beatles y
fotos con vos y tu gorro gris,
llevo un blues dentro de este ron,


llevo a Luis cantándole al Sol,
llevo el reloj que me dio papá
y tu razón de querer volar.

Lisandro Aristimuño

Mon Ange


"¿Tienes una casa dónde refugiarte de la lluvia? ¿Alguien te ha leído cuentos? ¿Y después, te dormías durante el cuento y te dejabas llevar?"

"¿Te gustan las gofres cuando están bien calentitas por dentro? Hay un momento exacto para comérselas. Si esperas demasiado, se enfrían y no son tan buenas. Con las chicas es igual: existe un momento exacto para meterles el diente. Para no perder la ocasión. De tener una casa en dónde refugiarse de la lluvia. Una casa dónde se oiga el mar, como se oye en los caracoles, una casa con alguien dentro que la espera. Con muchas ansias. Para cuidarla y para que ella lo cuide. Abrazándolo muy fuerte, acurrucándolo en su cuerpo. Porque el que la espera lo sabe bien. El sabe que sin él, la mujer no se ilumina más, que ella está en la oscuridad, que se golpea por los rincones. Y que todas las heridas de ella, solo se curarán entre los brazos de él."


Mon Ange
2005, France
Serge Frydman

La piel muerta de las emociones de ayer


- ¿Por qué? Necesito una justificación que ratifique tu decisión.
- Vos y yo sabemos que hay sentimientos a los cuáles se les escapan las palabras y tus comportamientos de estos últimos años deberían servirte de prueba suficiente.
- Siempre atacándome, siempre inculcándome las culpas que a ambos nos pertenecen.-su respiración comenzaba a tornarse cada vez más intensa, las palpitaciones de su corazón aumentaban el ritmo y sentía que las palabras de ella se le clavaban en el pecho como fuertes dagas.
- Conoces perfectamente mi concepto sobre el amor y sabés que no creo en ningún tipo de para siempres. La rosa que ayer era roja hoy está marchita, el carmín de mis labios parece gris, sepultados están mis deseos y hace meses que nuestras conversaciones se reducen a discusiones.
- Podemos reinvertirlo si ambos nos lo proponemos, si dejaras a un lado tu frialdad y me vieras con los mismos ojos que me viste en aquella tarde de abril. ¿aún lo recuerdas? ¿recuerdas como de un flechazo caímos enamorados y no existía obstáculo en el mundo que pueda detenernos? ¿recuerdas aquellas tardes en Madrid caminando de la mano por la Cibeles? Si pudiéramos volver el tiempo atrás…
- ¡Me tienes cansada! Te pareces a la nostalgia personificada, deberías comprender que nuestro ayer está muerto y que nuestro hoy para mi no significa nada, ya no te amo y no hay nada que pueda hacerle. Hace años que no te amo y lo seguimos intentando y siempre derivamos en el mismo fracaso. Quizás toda nuestra historia fue un error. Ambos deberíamos comenzar desde nuevo navegando por otros mares, ¡son tan grandes los océanos! ¿por qué te empeñas en querer volver a nadar sobre las mismas aguas cuando ni siquiera son las mismas?-ya nada quedaba de la dulce voz que él había conocido por las calles madrileñas, su voz hoy eran gritos y sus oídos estaban sordos ante cualquier tipo de súplica.
Un incómodo silencio se apoderó de la escena. Esos silencios que en algún tiempo pasado eran producto de ruborizaciones tras palabras ardientes habían perdido toda la complicidad para transformarse en odio y reproches. Él titubeó unos segundos e intentó volver al hilo de la conversación citando una frase de una película que tiempo atrás habían degustado en sus cotidianas salidas al cine.
- “Sin ti las emociones de hoy no serían más que la piel muerta de las de ayer…”
- ¡Ya basta! Puedes citarme lo que quieras, si quieres recítame de memoria los veinte poemas de amor y hasta cítame la canción desesperada. Mis emociones de hoy ya son la piel muerta de las de ayer porque no te deseo, me generas rechazo, ya ni siquiera soporto ese beso falso que tengo que fingir cada vez que llego a casa. ¿Es que no te das cuenta que es otro el perfume con el cuál llego cada madrugada? ¿Es que no lo ves? ¡Pues no hay peor ciego que el que no quiere ver! Y si no lo entiendes de una buena vez voy a cortar el teléfono. –alguien desde lejos anunciaba que el desayuno ya estaba listo.
- ¿Es él no? Quiero saber si es él, merezco saberlo. ¿Hasta tienes el tupé de llamarme desde su apartamento? ¿Cómo es que hemos llegado a este punto? No puedes hacerme esto y dejarme sin darme explicación alguna. ¿Por qué ya no me deseas? ¿Por qué hace meses que no hacemos el am…?-un nudo en la garganta le impidió continuar. Buscó en su bolsillo el pañuelo pero olvidó que lo había dejado en la mesa de luz la noche anterior cuando cómo siempre se quedó llorando hasta las tres, con la diferencia de que ésta vez ella no llegó y se quedó dormido con el pañuelo entre sus manos.
- Ya deja de lloriquear como un niño que no vas a conseguir darme lástima. ¡Vamos John! Nadie muere por amor.-sentenció ella.
El eco de un golpe seco se oyó cuando el extenso cable del teléfono dejó que el tubo cayera sobre el húmedo parqué. Acto seguido, un impacto aún mayor quitó el último matiz de vida que quedaba en la habitación. Contra el mismo macabro parqué, su cuerpo se desplomó en cámara lenta convirtiéndose en otro objeto inerte de esa oscura habitación, yaciendo junto a los libros y discos que tantas veces habían sido estímulos de una historia de amor que hoy es desamor.

V


Uno de los mejores alimentos para el alma es mantener viva la curiosidad de nuestra infancia.

sábado, 13 de febrero de 2010

Five Leaves Left


Nick Drake es un artista que no pudo ver los resultados de su talento mientras vivía porque falleció a los 26 años debido a una sobredosis de antidepresivos que tomaba para poder dormir…aunque desde otras fuentes se especula que haya podido ser un suicidio.
En su corta estadía por este mundo nos ha dejado tres joyas musicales, tres discos que vale la pena escuchar detenidamente para intentar comprender un poco más cuáles eran los problemas que acechaban la mente de Nick, un ser solitario e introvertido que me impactó desde la primer canción que escuché: Time Has Told Me, de su primer álbum editado en 1969: Five Leaves Left.
Su música más de una noche me salvó y me hizo sentir acompañada…gran parte de sus melodías se caracterizan por ser acústicas y otoñales…cargando un gran aire nostálgico que quizás fue la razón por la cuál me encontré a mi misma en muchas de sus letras y pude sentirme tan identificada con la vida de este compositor que luchó siempre contra el insomnio y la depresión.


Time has told me
You're a rare find
A troubled cure
For a troubled mind

And time has told me
Not to ask for more
Someday our ocean
Will find its shore

So I'll leave the ways that are making me be
What I really don't want to be
Leave the ways that are making me love
What I really don't want to love



Time has told me
You came with the dawn
A soul with no footprint
A rose with no thorn

Your tears they tell me
There’s really no way
Of ending your troubles
With things you can say

And time will tell you
To stay by my side
To keep on trying
‘Til there’s no more to hide


So leave the ways that are making you be
What you really don't want to be
Leave the ways that are making you love
What you really don't want to love

Time has told me
You're a rare find
A troubled cure
For a troubled mind

And time has told me
Not to ask for more
Someday our ocean
Will find its shore.


Yes


Sigo enamorada del rock progresivo y hoy suena en mis parlantes el primer disco de Yes llamado de la misma manera que el nombre de la banda y lanzado en 1969.
Yes es una banda que conocí el pasado diciembre cuando escuché por primera vez el Tales from Topographic Oceans gracias a Gui. Me quedé maravillada tanto con el sonido como con toda la filosofía que se esconde detrás de las letras y obviamente con el hermoso arte de tapa tan misterioso y al mismo tiempo cautivante.
Obviamente me quedé con ganas de ir más allá y era una de mis tareas de este verano ponerme al día y conocer un poco más sobre esta banda londinense que ha sufrido más de una transformación en sus integrantes a lo largo de toda su historia…pero que obviamente como hago con todas las bandas: decidí comenzar desde el principio de su discografía y explorar su primer álbum que como ya me lo venía venir… me encantó. Así que ahora estoy ansiosa por conocer lo que sigue y seguir sorprendiéndome…creo que si sigo así mis estudios psicológicos van a terminar pasando a un segundo plano para darle el primer lugar a la música que es lo que más me está atrapando en esta etapa de mi vida…aunque lamentablemente la facultad ya me llama y los exámenes se aproximan…así que se verá como hago para lidiar con mis dos pasiones sin dejar ninguna de lado.
Dos curiosidades de este primer disco son dos canciones versionadas por Yes: una es una ambiciosa versión de Every Little Thing de mis amados Beatles y la otra es I See You de los Byrds. Pero como hoy estoy un poco influenciada por las canciones lentas que anoche escuchamos con mi hermanita dando vueltas en auto…voy a dejar una canción acústica propia de Yes que realmente me encantó: Yesterday and Today.

viernes, 12 de febrero de 2010

Atom Heart Mother


Desde hace ya unos meses estoy juntando toda la discografía de Pink Floyd en CDs originales y hoy aproveché la oportunidad de que viajaba con mi familia a Rosario para comprarme otro más…
Con un calor sofocante fuimos con mi hermanita caminando hasta Utopía ansiosas por salir a gusto con nuestra compra. Ella se compró In Utero y a mí cronológicamente me hubiera tocado comprar Ummagumma pero cómo solo tenía setenta pesos y estaba a ciento y algo…decidí dejarlo para la próxima y comprarme una versión importada de Japón del Atom Heart Mother, quinto álbum de Pink Floyd lanzado en 1970 abriendo paso a la era setentera del grupo.
Syd ya había quedado lejos y la banda decide experimentar más en los ámbitos del rock sinfónico y progresivo sin dejar de incluir alguno que otro matiz psicodélico.
En cuánto al nombre del álbum la historia dice que debido a la falta de inspiración decidieron hojear un diario y en una noticia sobre una mujer embarazada que había sido sometida a una operación de corazón, y tenía un marcapasos atómico, el título de la nota era Atom Heart Mother…así que de allí salió el nombre del álbum y el nombre de la primera de sus canciones: la segunda más larga del grupo después de todas las partes juntas de Shine On You Crazy Diamond.
Uno de los aspectos más llamativos de la estética del AHM sin dudas es la vaca de la portada…y no solo tenemos una vaca en la portada…sino que también tenemos otras tres en la contratapa. ¡Vacas, vacas y vacas! Totalmente alejado de las artes de tapa a las cuáles veníamos acostumbrados y es precisamente eso lo que quisieron remarcar: no querían que los encasillen solo en las imágenes psicodélicas del “espacio del rock”…querían algo sencillo y minimalista. Storm Thorgeson inspirado por la famosa tapa de la vaca de Andy Warhol, simplemente manejó por la zona rural de Potrees Bar y fotografió la primera cosa que vio. La vaca ha sido llamada Lulubelle III.
Pero voy a ir al punto más importante, porque de curiosidades Internet está lleno y todos los fanáticos de Pink Floyd seguramente ya hemos leído más de lo que alcanzaríamos a recordar al hacer una opinión...lo más importante, obviamente, el increíble, fascinante y cautivante sonido del Atom Heart Mother.
Lo que quiero comentar es mi experiencia personal con este disco que ha quedado bastante subvalorado y que sin dudas resulta imprescindible porque marca un punto de transición hacia lo que podríamos llamar otra “era” de Pink Floyd si tenemos en cuenta que fue el antecesor de Meddle.
La primera vez que escuché este álbum fue a oscuras en mi habitación acostada en mi cama con los auriculares a todo volumen y debo confesar que de a momentos incluso llegué a atemorizarme en ciertas partes de la suite Atom Heart… fue una experiencia realmente asombrosa y estimulante….cerrar mis ojos y sentir detenidamente cada uno de esos extraños sonidos palpitando en mis oídos generando imágenes mentales surrealistas y sintiéndome realmente fascinada al encontrarme escuchando algo tan elevado…
Pero hoy quise que sea diferente: hoy quise montar toda una escena con caprichos incluidos para poder disfrutarlo el doble. Aproveché mis escuchas anteriores para recordar aquellas imágenes mentales que construí en aquel entonces de verdes pastizales y ambientes que llevaron mis pensamientos a mi infancia en el campo. Lamentablemente hoy no me encontraba en un campo pero si contaba con mi patio para sacar afuera una manta, un puff y llevar el grabador con los auriculares con cables de prologanción de por medio, todas las luces apagadas…y la infinitud del cielo y las estrellas ante mis ojos.
Me sentí tan cómoda y feliz que mientras preparaba todo que no veía la hora de tener esos sonidos danzando en mis oídos. Me pregunté interiormente cuántos locos habrá como yo perdidos en el mundo y me sentí orgullosa por haber adquirido poco a poco la capacidad de disfrutar plenamente una obra como esta, que a más de uno seguramente se le torna indigeridle pero que para mis oídos es toda una orgía. Últimamente mi autoestima está por el piso y lo único que la eleva son aquellos placeres que son tan míos, aquellos placeres que no todas las personas pueden sentir tan intensamente como yo. Y cuado digo aquellos placeres “que son tan míos” me refiero a que no creo que sean millones las personas que realmente se tiren al pasto a escuchar el AHM del comienzo hasta el final y además de eso quedarme con ganas de más cuando los grifos empezaron a gotear al final de Alan’s Psychedelic Breakfast. Seguramente a algunos oídos les sonará bizarro o desagradable…pero para mis oídos esto es arte, es arte puro.
No puedo explicar exactamente lo que fue observar ese cielo estrellado, esas pequeñas nubes revoloteando a las cuáles intenté buscarles formas mientras los coros celestiales de Atom Heart Mother iban elevándome hacia un éxtasis sonoro. De a momentos quise compenetrarme tanto con el sonido, con cada instrumento en particular…que incluso llegué a cerrar los ojos para que todos mis sentidos solo se reduzcan a captar la música. Pero mis ojos luego volvían a abrirse para contemplar un cielo que poco a poco se iba despejando de nubes para darle lugar al resto de las canciones del álbum mientras sextetos de pájaros me hacían sentir su séptima integrante cada vez que volaban sobre ese cielo tan hermoso.
Entre las líneas de la letra de If una vez más recordé a Syd, rememoré a Rick en la hermosa Summer ’68 y disfruté de la dulce voz de David en Fat Old Sun para luego abrirle paso a mi imaginación y sumergirme en la cocina de Nick a degustar el desayuno psicodélico de Alan…

Nobody Knows It


Me gustaría que sepas algo que no voy a confesarte. Que escuches algo que no voy a decirte. Que comprendas algo que no voy a explicarte. Que pienses en mí de la manera en que no te diré que pienso yo en ti. Que imagines la cantidad de cosas que podríamos compartir sobre las cuáles no pienso darte algún indicio. Que construyas puras fantasías sin que yo te confiese que las he construido antes. Que descifres las estratagemas que aún no he inventado para llegar a alcanzarte. Que escuches esa canción y pienses en mí sin saber que cuando yo la escucho estoy pensando en ti. Que adivines que tu inteligencia fue el motor de mi atracción y que nunca sea mi boca la que deba enunciártelo. Que sueñes conmigo sin que yo te contara que ya lo he hecho contigo y que deduzcas por tu cuenta lo que mis ojos intentarán gritarte si algún día te cruzo desprevenidamente quedándome muda de repente.

Si on avait besoin d'une cinquième saison


Anteanoche gracias a Human Spark tuve el agradable placer de conocer a una banda canadiense de rock progresivo de mis queridos ’70: Harmonium.
Creo que los conocí de la mejor manera que podría haberlos conocido, mediante su hermoso segundo álbum: Si on avait besoin d'une cinquième saison lanzado en 1975.
¿Qué tal sonaría una quinta estación? Precisamente es eso lo que Harmonium intenta mostrarnos en este disco: una canción que representaría una quinta estación, canción que tiene lugar luego de otras cuatro canciones que simbolizan cada una de las estaciones.
Canciones que nos llevan desde la alegría a la nostalgia y a la tristeza…para volver a trasladarnos al final del disco nuevamente a la alegría. Claramente podemos diferenciar qué canción le pertenece a cada estación…y sinceramente no me sorprendió el hecho de que mi canción preferida sea la que representa el otoño.
Depuis L'Automne es la tercera canción de este hermoso álbum considerado para muchos como uno de los más bellos que jamás se han compuesto. Depuis L’Automne es tan melancólica como lo suelo ser yo en una noche de domingo otoñal, es una canción que representa claramente lo que muchas veces sostuve: la perfección de la tristeza cuando es plasmada en arte de una manera bellamente original, mediante tonos de voz que nos sucumben los oídos por su increíble nostalgia, mediante pasajes de piano que se nos plasman en el alma, flautas surrealistas y guitarras que de a momentos parecen ir acariciando las hojas otoñales mientras danzan en el viento…

Broken China


Últimamente me encuentro escuchando más de un álbum por día y me gustaría que en mi blog vayan quedando recuerdos de las melodías que me están acompañando diariamente.

Broken China es el último álbum cómo solista que nos ha dejado Rick Wright…lanzado en 1996. Sí, debo admitir que estos días mi amor hacia el querido tecladista de mi banda preferida está alcanzando un apogeo que nunca antes había alcanzado, y me encanta que así sea.
Broken China es un álbum imprescindible para todo amante del sonido floydiano, es un álbum que nos demuestra el gran talento de Wright como compositor y tecladista, un álbum que nos sumerge en el apogeo de un Richard ya maduro del cual me hubiese encantado oír algo más…
Pero lamentablemente se nos fue…sin dejar antes este hermoso legado de canciones que describen la batalla de su esposa contra la depresión. En este tesoro no solo contamos con melodías tristes, en el recorrido de Broken China podemos sentir la depresión desde sus inicios más remotos hasta la tan anhelada salida en la cuarta parte del disco.
Y es por eso que elijo a Breakthrough como la canción representativa: porque encarna sentimientos optimistas, porque nos devuelve las ansias de vivir, porque tanto su letra, como su melodía, como la hermosa voz de Sinead O’Connor al mando…nos envuelven en un aire de esperanza, en un aire que nos invita a volar y a liberarnos de las cadenas que nos mantenían atados a nuestros propios temores…para sentirnos desatados, libres…envueltos nuevamente en la vida y el amor.



jueves, 11 de febrero de 2010

Rick and Syd


Últimamente me siento más conectada con algunos muertos que siguen vivos en mi alma que con otros vivos de hoy en día que parecen estar muertos porque simplemente no me brindan nada (me refiero a muchos artistas actuales repeticiones de repeticiones).
Oh! Debo hacer una pausa. Acabo de mirar por mi ventana y en mi patio hay dando vueltas un colibrí… ¡cuánto hacía que no veía un colibrí!...
Bien…volviendo al punto central. Anteanoche disfruté del Live At Pompeii y desde los primeros minutos de Echoes me sentí atraída fuertemente por la voz de Rick. No solo por la dulzura de su voz sino también por la ternura que irradia su rostro. Musicalmente hablando, Richard siempre sostuvo un perfil bajo pero no debemos olvidar jamás sus contribuciones a obras maestras como Echoes, o como la sublime Great Gig In The Sky que toda mi vida será una de mis canciones preferidas…además debo admitir que mi agrado hacia este genio que al igual que Syd lamentablemente se nos ha ido también se ve altamente engrandecido por mi gran amor hacia el sonido del piano y de los teclados.
Sinceramente creo que cada miembro de Pink Floyd le aportó algo a la banda resultando de esta manera imprescindible para la trayectoria completa.
Syd en su momento le abrió pasos a la psicodelia, Syd proporcionó esa locura brillante, esa locura magistral…esos ritmos sin tiempo que nadie más que él era capaz de seguir…Syd era una especie en extinción, un sujeto extraordinario…un fenómeno de otro mundo. Sin Syd Barrett Pink Floyd jamás hubiera sido lo que fue….si bien con el tiempo el estilo de la banda fue mutando… ¿cómo podríamos prescindir de una obra tan interesante como lo fue el Piper At The Gates Of Dawn? ¡Hasta los mismísimos Beatles se vieron sorprendidos por la psicodelia floydiana mientras en los estudios del Abbey Road estaban grabando simultáneamente su legendario Sgt. Pepper!
Yo no puedo negar que Gilmour y Waters fueron en determinadas épocas los núcleos fuertes y soportes de la banda, genios sin lugar a dudas…cómo tampoco puedo negar que “el todo es más que la suma de las partes” y por lo tanto la batería de Mason siempre tendrá también un lugar en mi alma…pero mi afinidad hacia Syd y Wright excede el talento musical para plasmarse directamente en lo más profundo de mis sentimientos.
En más de una oportunidad al escuchar Floyd tengo que forzar a mi mente para que olvide aunque sea de a momentos el gran alter ego de Roger y todas sus injurias hacia el resto de la banda. Soy una persona demasiado humana, demasiado quizás…y nunca pude disociar las personalidades de los músicos de sus obras, por más inmensas que éstas hayan sido.
Es precisamente esta parte de mi ser tan sensible a lo humano la que me conecta intensamente a fondo con las personalidades de Rick y Syd. ¿Qué hubiera sido de Pink Floyd sin esa persona extraña, misteriosa y lejana que era Rick? Wright ante mis ojos se presenta como un ser extraordinariamente especial que prefería sostener un perfil bajo pero que sin dudas desde esa oscuridad brillaba tanto como el resto de los integrantes. Rick tenía un brillo distinto al de todos, Rick le aportaba a la banda una especie de timidez teñida de dulzura, una especie de timidez que de a momentos necesitaba gritar desconsoladamente a través de otras voces como ocurrió con la de Clare Torry mezclándose con un órgano que no le teme a nada…que no le teme ni siquiera a la muerte. Rick era el que siempre se quedaba sorprendido y perplejo ante las ovaciones del público…y yo todavía no puedo creer que se haya ido, que el sueño de volver a verlos a los cuatro juntos haya llegado a su fin ese 15 de septiembre cuando un mensaje de texto a mi celular me desgarró el alma aquella mañana del 2008.
Es precisamente por la particularidad de las personalidades de Syd y de Rick que me veo tan atraída hacia estos dos diamantes locos que ya no brillan desde la Tierra porque sin dudas brillan desde la eternidad….ya que su música permanecerá inmortal para todos aquellos que degustamos día tras día los increíbles legados que nos han dejado dos genios que jamás podremos olvidar.

martes, 9 de febrero de 2010

Live at Pompeii, 1972


Esta noche me dolía la cabeza, no podía concentrarme para estudiar, decidí acostarme pero solo pude dar vueltas en la cama sin conciliar el sueño. Me sentía frustrada y desmotivada hasta para leer un libro o ponerme a ver una película…hasta que gracias al blog de Anoutsider me encontré con mi salvación, una vez más de la mano de Pink Floyd. ¿Por qué será que siempre tienen esa capacidad de reencontrarme cada vez que me pierdo a mí misma?
Todo se resume en tres palabras: Live At Pompeii. Tres palabras que encierran otra palabra que podría definirlo todo: perfección. Que me disculpen todos aquellos que creen que la perfección no existe…pero yo la sentí al comenzar a sonar los primeros sonidos de Echoes. ¿Alguien podría atreverse a afirmar que Echoes no es perfecta? ¡Pues para mí lo es! Obra maestra, sublimidad hecha canción…Echoes, Echoes es extraordinaria, es a mi gusto una de las mejores canciones que se han compuesto en la historia de la música.
Una vez más me encontré mentalmente en otro país gracias a la música…y esta vez mi viaje desembocó en el anfiteatro en ruinas de Pompeya…esta vez viajé a Italia y luego hacia un estudio de París…y finalmente nuevamente a Italia para degustar la segunda parte de Echoes.
El piano de Wright…¡el piano de Richard! How I wish you were here Rick! Otro genio que se nos fue ….pero que sin embargo siempre permanecerá inmortal en mi corazón. Richard me parecía una de las personas mas “abrazables” del universo, tenía ese “algo” en sus facciones del rostro que irradia ternura. Es imposible no conmoverse con la letra de la canción y con esas secciones de voces de Rick y Gilmour…tan emotivas, tan estimulantes, tan fuera de este mundo.
Waters toma el control en Carefult with That Axe, Eugene y Set the Controls for the Heart of the Sun llevándonos entre melodías psicodélicas que envuelven gritos desgarradores…
Pero Mason también tiene su momento de gloria y no podía ser en otra canción más que en One Of These Days en dónde la batería nos envuelve en un ambiente oscuro y tenso…tan tenso como placentero.
¿Y cómo podría describir la versión de A Saucerful Of Secrets si simplemente se supera a sí misma minuto tras minuto?
Psicodelia pura para dejar fluir mi mente y olvidarme de todo en más de una hora de gloria…una vez más…gracias a Pink Floyd, los únicos que pueden salvarme cuando todo se me escapa de las manos.

domingo, 7 de febrero de 2010

Nuevo Diseño

Me siento realmente feliz y el motivo es muy pequeño pero para mi es significante. Hace muchísimo que en mi mente venía visualizando un nuevo diseño para mi blog pero quería tomarme el tiempo suficiente para llevar a cabo mis ideas de manera completa sin dejar el asunto convertido en un vaso a medias.
Yo no comprendo mucho acerca del diseño de páginas Web pero hace ya unos cuántos años me las arreglo para editar mis fotografías y sabía que si me empeñaba en ponerle ganas al asunto podría quedar satisfecha con mis resultados.
Unas semanas atrás en mi entrada sobre Heima escribí que estéticamente no hay banda que me identifique más que Sigur Rós, por esa razón decidí que la imagen de fondo que utilizaría para comenzar el collage de presentación sería una de un book de Jónsi y Alex.
En mi mente tenía tantas ideas e imágenes que no supe por dónde comenzar y lo que más me atemorizaba era que quedara demasiado cargado, pero el resultado estuvo a las alturas de mis expectativas y pude abarcar con detalles todas aquellas cosas que forman parte de mi blog…
Decidí cambiar el título, borrar Penny Lane y escribir Valérie para darle un toque más personal. Valérie es un seudónimo mediante el cuál me bautizó un amigo porque dice que suena como Amélie. Nada de lo que se haya en mi collage es trivial: la pluma que se halla al lado de Valérie simboliza la escritura, una de mis grandes pasiones, la fuerza motora que me indujo a abrir este blog.
La cámara Reflex refleja mi pasión por la fotografía y al mismo tiempo mi predilección por el estilo retro, mi amor hacia lo antiguo. No podía faltar en mi fotomontaje una taza de café, mi fiel compañero cada vez que me siento a escribir, una de mis mayores adicciones y sabores preferidos.
La Torre Eiffel en miniatura es de verdad: es un adorno que me trajo mi prima de París. En el collage representa mis reminiscencias europeas, mi pasión no solo hacia París sino hacia todos aquellos países de Europa que aún no conozco y que me desvivo por algún día conocer y quizás habitar.
Los tres grandes ejes de este blog son la música, la literatura y el cine. La música atraviesa cada uno de mis días de una manera inmensurable, por esa misma razón decidí que las notas musicales debían atravesar el collage de punta a punta. Pero cómo la música en mi vida es tan esencial… también añadí una imagen de vinilos (que también reflejan lo retro) y al mismo tiempo como no quería que mi banda preferida quedara afuera escogí una fotografía de arte de tapa del Dark Side Of The Moon para darle a Pink Floyd el lugar que se merece.
En cuánto al cine me veía muy limitada con el espacio y como mis películas preferidas son unas cuántas decidí que lo mejor sería añadir una imagen de una cinta de cine y una fotografía de mi película preferida: Amélie. La elección de la fotografía de la película no fue arbitraria: elegí esa imagen porque al mismo tiempo representa mi amor hacia la lluvia.
Los libros antiguos obviamente representan la literatura y mi pasión por la lectura. También por falta de espacio y para no recargar demasiado el collage decidí utilizar una imagen de El Principito ya que es mi libro preferido debido a la gran influencia que tuvo en mi vida desde que soy muy pequeña. La imagen del principito tampoco fue al azar, la frase que aparece en el libro debajo de dicha imagen es la siguiente: “Creo que, para su evasión, aprovechó una migración de pájaros silvestres”. Dicha frase en mi vida está relacionada con la libertad y más precisamente con muchas de las cosas que escribí en Migraciones.
Para finalizar, los detalles más pequeños pero no menos importantes en el collage son dos letras griegas: fi (φ) y psi (Ψ). Fi simboliza en mi vida mi gran pasión por la Filosofía. No quería dejarla de lado en mi blog porque cuando cuente con más tiempo voy a comenzar a postear todo lo que alguna vez escribí relacionado con la Filosofía como así también mis autores favoritos y mis propios pensamientos. Obviamente, Psi simboliza la Psicología, la carrera universitaria que estoy cursando.
Cuando terminé de hacer el collage…decidí dejar afuera varias de las imágenes que se encontraban a la derecha de mi blog porque quería utilizar otras tantas otras. Por eso es que estuve unas cuántas horas más haciendo un segundo collage, el que se encuentra al final de mi blog. Allí hay imágenes de la mayoría de mis películas preferidas como así también de una gran variedad de las bandas y artistas musicales que escucho. No pude abarcarlo todo porque hubiera quedado demasiado cargado, si es que ya no lo quedó.
Dos cambios notables también lo fueron el de la plantilla y el de la nube de etiquetas. Espero que a mis lectores no les dificulte el recorrido por mis entradas aunque si esto ocurre estoy abierta a recomendaciones…aunque sinceramente espero que les guste como a mí y que a través de este blog puedan ver reflejada mi personalidad y gran parte de los placeres que forman parte de mi cotidianeidad.