viernes, 12 de marzo de 2010

Extiéndete una vez más ♪

Desperté pasado el mediodía y el día estaba gris, por la mañana había lloviznado y supuse que este día sería un presagio del cambio de estación que se está avecinando. Me dirigí hacia el patio de mi casa para corroborarlo y constaté lo que hace tiempo estaba esperando: el clima fresco, el otoño se aproxima, qué felicidad.
Cuando la tarde se hizo presente no lo dudé ni un segundo, los caminos del campo me llamaban, necesitaba despejar mi mente después de tanto pensar y pensar; y no hay mejor lugar para encontrar armonía que perderse en la naturaleza.
Comencé a recorrer el camino de tierra rodeado de campos con mi bicicleta, y toda mi infancia vivida en el campo se hizo presente en tan solo un segundo. Me sentí una niña de cinco años una vez más y percibí todo lo que me rodeaba con los ojos de la inocencia: los grandes árboles, las grietas del camino, las vías a mi derecha y el tren que imaginé, los sonidos de los insectos, el alguacil que me acompañaba, los colores del cielo entremezclándose, naranja, celeste, rosado, gris, gris oscuro, nubes que avecinan la tormenta, el reflejo del cielo en el agua estancada en las cunetas formando diminutos lagos, el sol cayendo.
De pronto noté en un solo instante que estaba a punto de quedarme a oscuras, me detuve en el medio del camino y ante mis ojos contemplé una de las escenas más hermosas de mi vida: una enorme manada de pájaros se estaba avecinando, sus alas se mezclaban con el cielo, su vuelo se atravesó en mi alma y pude sentir su libertad, todos juntos parecían fundirse con el naranja intenso del cielo y me quedé observándolos hasta que se alejaron, mientras en mis oídos Spinetta me cantaba: “una grieta en mi existir, no somos solo hombres…y como fondo un cielo”. La combinación de emociones fue tan fuerte que logró estremecerme, cuando de pronto caí en la cuenta de que debería emprender mi camino de regreso antes de que anochezca.
Di una vuelta de ciento ochenta grados y le jugué una carrera a la noche para no quedarme a oscuras, pero la muy tramposa me ganó en los últimos minutos. Llegué a la ruta de noche, y el Flaco seguía sonando en mis oídos hasta que papá me fue a buscar…

20 comentarios:

  1. Se que esos momentos son de soledad, que no se puede disfrutar con nadie mas que con uno mismo, ya hablamos varias veces del campo, el viento, el cielo gris pero…
    Que lindo hubiese sido acompañarte y ver eso que vos ves, sin decirte ni una palabra, sin perturbarte, para que cuando llegue la batalla en contra de la noche no estés tan sola si esta te asusta.
    Que lindo seria ser alguacil…

    ResponderEliminar
  2. "eres mi esperanza/solo una grieta en mi existir/no somos solo hombres/y como fondo un cielo"

    Es una de mis canciones favoritas del flaco, todo ese disco es de una caudal poetico impresionante aunque no sea de los mas conocidos.
    Me gusto mucho el relato, esta muy bien escrito y me paso eso que decis que dice la mina del libro que buscabas el otro dia y no encontrabas, en ninguno momento me frene a pensar que podria ser de otra forma, si bien lo que contas es algo q te paso... Tiene estructura de cuento. Y el final es genial (aunq vos pedaleando tal vez no lo disfrutaste tanto), jugandole una carrera a la noche, y perder y que te tenga que buscar tu papa. Genial.

    ResponderEliminar
  3. Momentos envidiable pero feliz que los disfrutes. Yeah!
    Hare Krishna.

    ResponderEliminar
  4. Leí lo que contás y realmente sentí que es necesario que te cuente algo.
    La última semana, todas las mañanas minutos después de que el Sol cruce el horizonte formo parte de una bandada de pájaros.
    Resulta que alrededor de las seis y media de la mañana paso por un camino de tierra próximo a la obra donde trabajo y sobre el camino siempre está esta bandada y cuando paso con la camioneta alzan vuelo pero no se alejan; vuelan al lado de mi camioneta y me acompañan por un par de cientos de metros... me siento parte de la bandada jaja. Es muy raro, pero se repite hace ya varios días.

    ResponderEliminar
  5. Las sonrisas tienen una ida y vuelta…
    En estos días están costando, se que tal vez sea un poco egoísta porque el mundo no solo se cae a pedazos sino también ahora se mueve y hace notar lo minúscula que es la presencia del hombre y los mercados se saturan, dan déficit dan todo perdido y el eje de la tierra se corre y la noche es mas larga según dicen los especialistas en la materia. Y yo miro el horizonte y me pregunto porque a veces tanta tristeza, y después el calor y los horarios y discusiones de nuevo, las cuentas que no dan y las malas noticias en el diario y cuesta dejar de pensar que dentro de poco seremos caníbales y no abra carne suficiente para todos y otra vez la pregunta…porque tanta tristeza?
    Pero de repente es viernes y estas vos ahí diciendo que seria lindo que sea alguacil y después me sienta un inútil porque no le tenes miedo a la noche y si así como si nada sale la sonrisa tal vez egoísta…
    Espero hablemos pronto, últimamente vengo medio mal con el mundo (viste que soy de anda a contramano) y hablar con vos siempre es bueno

    ResponderEliminar
  6. La naturaleza se empecina en recordarnos que somos parte de ella, y para lograrlo, nos habla de amor. Un gran beso.

    ResponderEliminar
  7. nunca fui capaz de aprender a andar en bicicleta, pero si aprendiera daria lo que fuera por poder recorrer mi infancia subida a ella.

    pd: muchas no, muchisimas gracias por el enlace al libro de kafka, no se como agradecertelo, en serio, muchas gracias

    ResponderEliminar
  8. Si,High Hopes está en la lista,pero la lista está en modo random...igual una cagada,xq lo saqué de una página medio mala y no tenía mucha buena música...
    yo paso a 4to,asi q no creo q nos veamos mucho xq voy a estar en el anexo(al fin un edificio digno!!)
    yo me re acuerdo de vos xq tenes rasgos muy parecidos a una amiga mia q tmb va a la facu jajaja...
    y lo de esquilo también iba por el lado psicoanalítico.
    Muchos saludos Vale!!

    ResponderEliminar
  9. “Toma las rosas mientras puedas;
    veloz el tiempo vuela,
    la misma flor que hoy admiras
    mañana estará muerta”.


    “Sólo al soñar tenemos libertad, siempre fue así; y siempre así será”.

    ResponderEliminar
  10. Into the wild.
    Qué hermosos estos momentos. Estos rayitos de sol para nuestras vidas. No del caluroso sol de verano, como puedo observar que preferís el otoño. Sino esas sonrisas y caricias al alma que debemos aprovechar cuando se presentan.
    Qué hermoso!
    Un abrazo Val.

    ResponderEliminar
  11. ¿Cuándo será el día en que volvamos a vernos? Pronto, por favor. El martes me voy para Rosario. Voy triste, reacia a dejar la comodidad de mi casa. Quiero verte y que me levantes el ánimo. Tengo cosas que contarte.

    Besos...

    ResponderEliminar
  12. "...necesitaba despejar mi mente después de tanto pensar y pensar; y no hay mejor lugar para encontrar armonía que perderse en la naturaleza."

    wow...me dejaste loco con esa...

    ResponderEliminar
  13. Esto es como dos en uno. Este post y el más nuevo tienen algo extraño: es ser "egoísta reservarse el talento para manipular la atención con tanta genialidad? El final de extiendete... es precisamente eso: un querer extenderse pero cerrar con broche de oro (le jugué una carrera a la noche para no quedarme a oscuras) GENIAL!
    Y de ficción y realidad, pues (probablemente cuando lo leás te va a dar risa) llevaba solo una docena de palabras y ya supe que era genial! No sé si fue epifanía o qué; pero sin duda espero y deseo que tal genialidad le ilumine la vida (para seguir deleitando "nuestras" pupilas)
    Un abrazo para los momentos de necesidad.

    ResponderEliminar
  14. Disculpa, pero en tus dos entradas mas recientes, no me deja comentar, solo queria expresar mi opinion al respecto de lo leido, no de tu situacion personal, puesto que la desconosco, si no mas bien de las reflexiones que haces en lo escrito, no comento aca mis acotaciones puesto que no me parece el lugar siendo otro el texto, en todo caso si pudiera pedirte tu msn para darte mi opinion de esas ideas, si no, realmente no importa.

    ResponderEliminar
  15. Si te sirve de consuelo, yo también suelo pelearme con mis padres. No pienses que lo que te dicen son verdades, los padres son los que peor conocen a sus hijos, están demasiado cerca de ellos como para entenderlos, por lo que no es de extrañar que a menudo se equivoquen. Pensá... si estuvieses tan cerca de un atlás que solo vieses un país ¿ese país pasaría a ser el mundo? No...
    Y bueno, uno a los padres debe perdonarles todo, pero no hacerles mucho caso. Eso te arruina la vida.

    ResponderEliminar
  16. "Para todos los males, hay dos remedios: el tiempo y el silencio."

    "La sabiduría humana se encierra por entero en estas dos palabras: ¡Confiar y esperar!"

    "¡Cree! ¡Espera!
    Siempre habrá una salida,
    siempre brillará una estrella."

    ResponderEliminar
  17. Dios! Le diste justo en el clavo con la entrada "Ficcion y realidad". Me ocurre algo parecido... AG! seria mas facil morir que tener esos ruidos en la cabeza :\

    ResponderEliminar
  18. firmo acá porque en otro lugar no me deja.
    justo hoy pensaba en que quería una remera de zeppelin...
    entro a tu flog, y leo...
    "Querido Robert, tu voz es pornografía refinada. "

    no pude hacer otra cosa más que reir. y te puedo asegurar que en este preciso instante era lo que más necesitaba. uffs...

    salud!

    ResponderEliminar

Speak to me...