viernes, 27 de agosto de 2010

The Cellist


"Música: para Franz es el arte que más se aproxima a la belleza dionisíaca entendida como embriaguez. Uno no puede embriagarse fácilmente con una novela o un cuadro, pero puede embriagarse con la novena de Beethoven, con la sonata de Bartok para dos pianos y percusión o con las canciones de los Beatles. Franz no distingue entre la llamada música seria y música moderna. Le gusta tanto el rock como Mozart.
Para él la música es una liberación: lo libera de la soledad, del encierro, del polvo de las bibliotecas, abre en su cuerpo una puerta por la que su alma entra al mundo para hermanarse."

Fragmento: Milan Kundera (La Insoportable Levedad del Ser)
Fotografía: The Cellist, Robert Doisneau, 1957.

2 comentarios:

  1. Vaaal!!
    Cuánto hace que no te leía.
    Me encantó este fragmento que elegiste, no puedo estar más de acuerdo.
    La música libera... la música es esencial para vivir, no me imagino la vida sin ella...
    Me hiciste pensar, y sinceramente, no puedo imaginarme la vida sin música, jejejeje
    "Franz no distingue entre la llamada música seria y música moderna". Me encanta. Porque a mí particularmente, no me interesa cómo esté catalogada la música. Me importa las sensaciones que me provoca.
    Te mando un beso grande :)

    ResponderEliminar

Speak to me...