sábado, 19 de marzo de 2011

Coming Back To Life

(Resonancia emocional de)
Bicicleteada por el campo escuchando el primer disco del P.U.L.S.E.


En mis auriculares: Shine on You Crazy Diamond. En Armstrong el clima estaba sureño, ¡en plena llanura pampeana! Carencia de humedad, calidez que no llega a ser calor pesado, un sol radiante brillando sobre mis ojos…un sol radiante que brilla y me hace brillar…me incita a soñar, me mueve a volar…aunque solo sea arriba de mi bicicleta.
Retomé el mismo rumbo por el camino de campo que desemboca en la autopista, y comencé a entrar en velocidad mientras Astronomy Domine me transportaba a paisajes psicodélicos. Sentí la locura de Syd penetrando por mi piel y disfruté tanto de la velocidad con la música a todo volumen que no pude parar hasta quedar exhausta.
Llegué al final del camino y aún quería más, pero al regresar con What Do You Want from Me? me di cuenta de que el viento estaba en contra, de que el trayecto se me hacía más pesado…comencé a bajar la velocidad cuando noté que el placer ya no era el mismo, pero luego me percaté de que el placer puede mezclarse con el masoquismo y el producto no deja de ser interesante.
Comencé a remar a contra corriente mientras sonaba Learning To Fly y la melodía era tan acorde a mi situación física y anímica que no pude parar hasta que mis pies se escapaban de los pedales por la velocidad que había alcanzado. Comencé a gritar, a gritar con todas mis fuerzas hasta que de repente me sentí una tonta, entonces los gritos mutaron en risas. Keep Taking, “all we need to do is make sure we keep talking”. Vencí al viento en contra y supe entonces que estaba volviendo a la vida, que estoy volviendo a la vida. Yes, I’m Coming Back To Life
Los primeros acordes de Hey You fueron un pasaje de ida hacia el pasado. Una vez más, volví a odiarlo a Roger por no haber incluido ese tema en la película, una vez más…comencé a recordar por qué esa es una de las canciones más importantes de mi vida, que más me ha marcado cuando la comprendí como el último grito de esperanza. Un par de lágrimas se asomaron por los ojos hasta que la frase final sonaba en mis auriculares devolviéndome al presente: Unidos permanecemos, divididos caemos.
Recordé que la muralla había caído, recordé que el muro ya no estaba y tomé carrera nuevamente con A Great Day for Freedom, comencé a suspirar del cansancio físico pero a la vez continué disfrutando. Los suspiros se tornaron cada vez más fuertes y en un efímero instante me trasladaron mentalmente a una escena de mi último orgasmo. Estaba flotando sobre el verde del campo y volví a sentirme libre. Entonces pensé que todos los días existe en potencia una posibilidad de sentirnos liberados pese a nuestras determinaciones y limitaciones, me gusta creer y sentir que así puede ser.
Cuando sonaba Sorrow me detuve a un costado de la autopista a contemplar los autos y camiones fundirse con el sol radiante hacia el este, con High Hopes emprendí mi viaje de regreso y en una comprensión súbita volví a reafirmar la existencia cíclica del mundo que me rodea, “el agua fluyendo, el río sin fin…por siempre jamás”.
La segunda parte de Another Brick in the Wall combinaba con mi regreso a toda velocidad por las calles de la pseudo-ciudad…ojos extraños me miraban asombrados, pero estaba tan abstraída que no pude divisar sus rostros, estaba tan abstraída que solo podía mirarme a mi misma…sólo podía mirarme hacia adentro.



6 comentarios:

  1. me encanta tu blog, y que tenga nombre de una cancion de mi grupo favorito: the beatles, me encanta tu forma de escribir y el estilo que tiene todo tu blog en contexto, en fin como no, te sigo!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. "fluir no es dejarse llevar..." hay momentos en que tenemos la posibilidad de pegar un pequeño giro de timón para crecer, para ganar libertad.

    ResponderEliminar
  3. siii! que buena entrada, ya no puedo decir mas que eso!

    ResponderEliminar
  4. COMO TE QUIERO VALERIA WALDISPERG!!tenemos que juntarnos pronto!!me encantó el posteo anterior,me encanta que estés así!!otro día comentaré sobre éste y los anteriores q tmb merecen unas palabras,pero sentirte feliz me hace muy muy feliz y quería decírtelo ^^
    Pd:te quiero! :P

    ResponderEliminar
  5. holaaa, volviste!, se te hechaba de menos.....hechaba de menos darme una vuelta por tu blog y sentirme como en casa....un saludo grande =)

    ResponderEliminar
  6. Vaya si será una resonancia fantástica, como de la mano (o en bicicleta) llevás al lector por este post, que no es más que un paseo pseudo-musical, exótico y brillante!
    Que placer más grato el hecho de volver a leerte luego de tantísimo tiempo.
    Un abrazo,

    Alejo

    ResponderEliminar

Speak to me...