lunes, 21 de mayo de 2012

IX

Probablemente sea la antropología la disciplina más indicada para erradicar lo más posiblemente, los prejuicios de nuestra vida.

5 comentarios:

  1. Nuestra vida forma parte de la sociedad.

    ResponderEliminar
  2. Hace unos años leí una frase que no recuerdo, de un anarquista, no recuerdo quien, que decía algo de que la maldad del hombre no es algo innato en él, fue tal mi resistencia que hasta sentí un poquito de desprecio, y negación. Después de eso, en algún momento comencé a imaginar como sería una sociedad primitiva, su libertad, y en base a eso, y estudiar un poco a Platón, un poco a Nietzsche, mi visión de la existencia pasó de ser bastante pesimista a ser mas optimista, si es que de eso es que se trata... Por otro lado, seguramente yo no hubiera podido imaginar nada de aquellas sociedades, sin lo que ha significado el desarrollo de la antropología para la sociedad.

    Y si llevados por la curiosidad, vamos mas allá de lo que cierto progreso social nos dá (a la vez que nos quita), podemos ya, encontrarnos con otras sociedades completamente distintas y con mas libertad y justicia, recuperar lo perdido asimilando con lo nuevo, y así tener una visión positiva de esta existencia que nos ha tocado, teniendo menos prejuicios, y siendo menos autodestructivos, menos egoístas. Creo que es mas o menos de eso de lo que se trata, y que tus palabras son acertadas. Saludos y gracias por pasar por mi blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hey you! Es un tema interesantísimo de abordar la pregunta sobre la posibilidad de que exista una "maldad" inherente al ser humano, de hecho es una pregunta que me hago muy seguido! Recuerdo una clase de Social I con un profesor copado, que nos comentó así por encima la diferencia entre Hobbes y Rousseau, Hobbes plantea algo de esto, planteaba que existe cierta maldad innata si se quiere, y que la sociedad es la que nos va moldeando, Rousseau por el contrario planteaba más bien que es la sociedad la que nos corrompe, y que no somos "malos" innatamente. Creo que primero tendríamos que definir qué entendemos por maldad, desde qué paradigma, y demases cuestiones...de todas formas y más allá de toda teorización al respecto, hay días en los cuáles lamentablemente me termino convenciendo de que algo así podría existir. Al respecto, Freud también plantea algo en El Malestar de la Cultura...
      Vengo acá motivada porque estoy leyendo "Notas y cuestiones aldeanas" de Mumo Gatti, recién este año estoy aprendiendo las cuestiones que aborda la antropología, y la frase esa surgió justamente porque luego de leer algunos textos, llegué a esa conclusión a raíz de los cambios que dicha disciplina tuvo, porque si pensamos en la antropología clásica y en sus etnocentrismos la cuestión es otra y la misma disciplina sirve a fines opuestos al que yo planteo en mi vaga frase. ¡Pero qué interesante me está resultando esta carta de Gatti! te la recomiendo, está on-line. http://www.naya.org.ar/articulos/aldea.htm
      Mirá qué interesante esto que plantea: “En cada lado hay espejos que muestran, que me muestran a mí cuando los miro como antropólogo” (…) “Es difícil acostumbrarse a ser denostado como ‘fenomenólogo-positivista’ cuando uno está convencido de que esto es marxismo, de que esta manera de mirar lo otro es la mejor manera de verse uno. Cuando uno está convencido de que es mucho más rico el ‘antropo-análisis’ (…) que el propio ‘psico-análisis’ de los casos de Freud, porque la primera alternativa supone aceptarse como una y sólo una, posibilidad más en el infinito juego de la vida social: se destruye así la idea de ‘norma’, cosa que en el psicoanálisis es constituyente”.
      Me interesaría saber cómo es que a partir de Platón y Nietzsche llegaste a construir una visión más optimista...con Platón yo tengo diferencias que son infranqueables, pero a mí Nietzsche me ha servido mucho para cambiar muchos aspectos destructivos de mi vida, con Nietzsche he aprendido a amar a la vida por encima de todo.
      Realmente deseo desde lo más profundo de mi ser que algún día, esté o no yo presente aún en este mundo, esta sociedad tienda a generar otro tipo de sistema, más humano que esta mierda de Capitalismo, dadas sus atrocidades me cuesta creer que esto sea posible…pero mientras tanto, mientras esté viva, haré todo lo posible por despojarme de los prejuicios y por vivir de acuerdo a los valores que yo misma he logrado construirme como más o menos pude, aplicándolos a cada una de mis acciones.

      Eliminar
  3. Es muy interesante lo que plantea en ese párrafo, parece todo tan complejo y tan amplio, y a la vez tan simple.
    Hace un tiempo pensaba que a la vida no se trata de vivirla con pesimismo, ni con optimismo, sino con positividad, esto no quiere decir ignorar lo negativo ni reprimir lo que se siente, ni olvidar lo que fue como uno no quiso, es mas bien una búsqueda, un camino de aceptación de la realidad, que a su vez mientras se lo transita uno pueda crear cosas valiosas. Pero efectivamente uno no nace bueno ni nace malo, y debemos plantearnos "¿como queremos vivir en este mundo?" y socialmente cosas como el egoismo, la soledad, y cualquier acto injusto hecho a voluntad pasen a ser tan ridiculas como son en realidad, ya que no solo hacen daño a otros, sino que además son autodestructivas.
    Entonces a todo esto, es curioso porque cada persona es un mundo, y el modo en que si fui teniendo una visión mas optimista ha tenido que ver con muchas otras cosas y como se dieron en mi, que tendré que entender mejor con el tiempo, Platón me llegó en un momento que quizás cuando nada me interesaba me abrió a ese mundo que es la filosofía. Todo esto me parece tan complejo, por ejemplo cuando uno quiere transmitir algo que le hizo bien, y lo comparte, a la otra persona le puede hacer bien o no, pero le va a llegar de un modo distinto, por eso es bastante difícil transmitir cosas, antes hay todo un camino recorrido en cada persona.
    Pero hay algo mas, y es que me parece que es inevitable la caída del capitalismo, y si no se lo quiere ver es porque algo así seguramente lleve el suficiente tiempo como para que ninguno de nosotros esté vivo llegado el momento. Si soy optimista es porque al contrario de vos, diría que dadas sus atrocidades me demuestran cada día que menos tiempo le queda, utiliza sus últimas herramientas, el verdadero arte no vende. También soy pesimista, porque seguramente volveré a decepcionarme, dudaré de si realmente llegaremos a un mejor camino, y porque, aunque lo acepto tendremos que vivir en un sistema esencialmente injusto.
    Veo que también estudias psicologia en la UNR, yo empecé el año pasado y voy a la tarde-noche quizás alguna vez nos hemos cruzado.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar

Speak to me...