domingo, 6 de mayo de 2012

VII

Para L.B

La consistencia de un vínculo no depende necesariamente de su estabilidad, más bien se corrobora cuando, pese al tiempo transcurrido, aún conserva su dinámica y fortaleza. Y específicamente, cuando constatamos que, pese a los cambios en el devenir de cada una de las subjetividades implicadas, el placer de la compañía y el hecho de poder compartir, permanecen intactos.

1 comentario:

Speak to me...