martes, 26 de agosto de 2014

Oda al Jasminun Polyanthum


Cada fin de agosto salgo enloquecida y a tientas por las calles a buscarte. Si alguna que otra vez te olvido, vienes a mi encuentro desprevenida y bellamente. Tu breve despertar eterniza el instante de éxtasis que brinda tu fragancia, huella mnémica indeleble en mi memoria emocional. Mueres tan pronto como floreces, impulsándome a arrancarte de tu hábitat, adictiva droga aromática. Cada fin de agosto tu perfume se convierte en un boleto de ida directo hacia mi infancia más remota. Cada fin de agosto me regresas súbitamente a los paisajes más recónditos de mi alma. ¡El patio de la abuela materna, las calles de mi pueblo! Cada fin de agosto me vuelves a enamorar tan perdidamente que al marcharte no me queda remedio más que alucinarte…mi amado jazmín chino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Speak to me...