miércoles, 30 de marzo de 2016

Círculos


Dos y media de la madrugada. ¿Cuánto hace que no me quedo despierta hasta un amanecer? ¿Cuánto hace que no me olvido del resto del mundo para dedicarme a mis pequeños placeres de noctámbula? ¿Por qué de nuevo este sentimiento, de antaño ya conocido pero hace tantos años no vivenciado, de llorar hasta las lágrimas por recuerdos presentes que en un futuro me causarán la más dolorosa de las nostalgias? ¿Por qué no puedo vivenciar los momentos del presente sin el peso de ese futuro en el cuál esos momentos pasarán a ser recuerdos irrecuperables? ¿Cómo voy a hacer para tolerar esas pérdidas, de dónde voy a sacar las fuerzas si ya las estoy sufriendo en vida? Por el Dios en que no creo, a veces siento que me voy a morir de la nostalgia, que me va a explotar el alma. 

Es el tiempo, el paso del tiempo, el correr de las horas, de los días y de los años. Es el tiempo, el paso del tiempo lo que me está matando por dentro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Speak to me...